Los jugadores chinos no soportan Japón, pero les encantan sus videojuegos

China y Japón son de esa clase de vecinos que siempre andan a la greña. De los que cuando se cruzan al salir ni se miran y luego en el bar se van poniendo verdes mutuamente con sus amistades. Las disputas entre los dos países tienen una causa territorial que ha visto cómo las tensiones aumentaban recientemente. Sin embargo, y pese a que una parte de la juventud china le tiene bastante tirria al país del sol naciente, hay algo a lo que no parecen dispuestos a renunciar: a sus series, sus cómics y, sobre todo, sus videojuegos.

Una reciente encuesta realizada entre un público de jóvenes chinos que además son jugadores habituales saca a la luz que las inclinaciones políticas no son obstáculo para apreciar la cultura del país vecino, cultura que, por otro lado, está bastante extendida en China. Tal como refleja Kotaku, al menos el 50% de los jóvenes encuestados reconoce que “protestar ciegamente contra Japón y todo lo japonés entorpece el desarrollo [de China]”. Preguntados por la influencia del manga, anime y videojuegos en la cultura china, un 34% afirma no sentirse influidos, mientras que un 28% lo ve “difícil de medir”. El porcentaje restante simplemente afirma no darle importancia a esto.

Los chinos, por tanto, no perdonan su dosis de cultura pop asiática, aunque ésta venga de su desdeñado vecino. Como en el caso de Yang Yang, una joven china de 26 años que no se para a mirar la procedencia de sus consolas y sus juegos, pero que se muestra contundente con su posicionamiento territorial: “Odio Japón”. Cómo está el patio…

Publicaciones relacionadas

Cerrar