Los jugones confesaron sus secretos más turbios en Twitter ante la llegada del Apocalipsis

¿Os acordáis de cuando el mundo iba a acabarse? Qué recuerdos, ¿eh?, si parece que fue hace dos días… Pero ya veis, aquí seguimos a lo nuestro y todo continúa igual. Bueno, todo, todo, quizá no. Algunos usuarios de Twitter puede que se den cuenta de que ya no les miran igual después de algunas confesiones que bajo el hashtag #EndOfTheWorldConfessions hicieron en la red social para dejar este mundo cruel con la conciencia tranquila. Kotaku recoge algunas que os reproducimos a continuación:

  • “Mi Xbox no estaba rota. Se lo dije a CostCo para poder hacerme con el modelo nuevo… 5 veces”
  • “Quiero una Xbox más de lo que quiero un novio
  • “Dejé que mi hamster se muriera de hambre cuando era más joven porque masticó los cables de mi Xbox. Se lo tenía merecido. #confesionesdeunhombremalo”
  • “Soy la clase de chica que se pasa más tiempo ante la Xbox que pensando qué va a ponerse”
  • “Empeñé tu Xbox cuando rompimos
  • “Cuando le digo a la gente que estoy jugando a Call of Duty… en realidad juego a Just Dance 4 en la Wii… como un jefe”
  • “Me importa más mi Xbox que la mayoría de la gente
  • “Rompí la Wii de mi hermano lanzándola a la punta de la habitación porque no gané al Mario Kart. Le eché la culpa al perro”
  • “No uso la correa de seguridad del mando de Wii”
  • “He roto un total de 7 mandos de consola por culpa de la ira”
  • “Me colé por la ventana de un piso cuanto tenía 7 años y robé 10$ en monedas para jugar a las máquinas en el 7 Eleven”
  • “Ojalá pusiera tanto empeño en la música ahora como lo puse en su día en StarCraft y en los juegos de lucha”
  • “Creo que el género de los survival horror está sufriendo la agonía de una muerte lenta y dolorosa”
  • “¿Aquella vez que me mandaste un mensaje y no te respondí porque estaba dormido? En realidad estaba jugando a videojuegos”
  • “Tengo un miedo atroz a las motosierras por culpa del cuarto nivel del juego Zombies Ate My Neighbours. #lasodio”

Tremendas confesiones y reflexiones, amigos. Ahora que el mundo está a salvo, seguramente gracias a Dikembe Mutombo, esta gente podrá encauzar sus vidas y superar estos tristes episodios. Que el primer paso sea nuestro cálido abrazo. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar