Los mayas ya tenían cómics, y eran una forma suprema de arte

Los mayas ya tenían cómics, y eran una forma suprema de arte

Nunca deja la historia de sorprendernos, incluso los ámbitos que a día de hoy pueden parecer banales. Porque, reconozcámoslo, el cómic no era algo especialmente bien visto hasta hace cuatro días, como aquel de dice, pero si los críticos que desdeñan este medio haciendo que sus propios autores recurran a la muletilla de la “novela gráfica” para desmarcarse de un producto no muy bien visto supieran que en otro tiempo eran regalo de reyes, otro gallo cantaría.

La BBC derrumba nuestro mundo al explicarnos que estábamos completamente errados al considerar que los orígenes de los cómics se remontan a Hogan’s Alley y su Yellow Kid, porque había tiras cómicas mucho antes. Mucho, mucho antes, en el Imperio Maya, para ser concretos. Esta imágenes correspondientes a murales y otros utensilios adornados con situaciones cómicas para aquella cultura muestran personajes como un extraño conejo antropomorfo que, al parecer, gusta de gastar bromas a los dioses. A uno en concreto le está diciendo en un precursor de los bocadillos de diálogo algo similar a "Huele tu sudor, hechicero pene". Quién no se quedaría aturdido y con la autoestima por los suelos si le dijeran eso. Soeren Wichmann, de la Universidad de Leiden, en los Paises Bajos, confirma este estatus para estos grabados: “Era el arte de mayor calidad que se podía tener. Tenían un elevado valor, mientras que en las sociedades modernas, los cómics son desdeñados”.

¿Qué pensarían los mayas si a día de hoy vieran un cómic de Spiderman, de Mortadelo o de Dr. Slump?

Publicaciones relacionadas

Cerrar