Los mayores errores de vicio de los jugadores

Los mayores errores de vicio de los jugadores

Nadie es perfecto ni nace sabiendo, y por supuesto nadie se libra de cometer errores jugando a videojuegos. Todos los que han estado un buen tiempo dándole a los mandos, saben de sobra que hay fallos que todos cometemos de forma instintiva, casi sin darnos cuentas, y lo que es mejor aún, los repetimos una y otra vez. Pero no pasa nada, todos erramos. 

Hoy en AlfaBetaJuega hemos reunido todos esos errores de vicio que cometemos cuando jugamos. Fallos que tanto el más experto como el más novato han sufrido y siguen sufriendo jugando. Os adelantamos desde ya que os vais a sentir la mar de familiarizados con algunos de los que listamos, o puede que incluso con todos ellos.

A continuación os dejamos con estos fallos. ¿Cuántos de ellos os han pasado?

 

Pulsa primero, mira después

A todos nos ha pasado. Comienza una charla más larga de lo habitual o realizas un trámite que te sabes de memoria y quieres pasar esa aburrida verborrea lo más rápido posible; sin embargo, en algún momento de la conversación esta concluye y sin querer vuelves a activarla, o marcas la opción de repetirla por responder sin haber mirado. Cuántas veces habremos repetido curas en los Centros Pokémon por esto…

 

«¿Tutoriales a mí?, bah»

Los tutoriales, aunque a veces puedan ser horriblemente pesados, están preparados para ayudarte a entender y conocer las mecánicas. Muchas veces, por el afán de querer empezar los más pronto posible, nos los saltamos, cayendo en el error más básico e imperdonable del jugador. Al poco rato nos damos cuenta de que no sabemos aprovechar x recurso o realizar una determinada acción, y todo por no haber prestado atención cuando debíamos.

 

Confundir controles en juegos similares

Nadie se ha salvado de esto, jamás. Cuando juegas a dos títulos similares sueles pensar que tienen un manejo idéntico, que los controles no cambian, y por supuesto tú, que ya los has asumido, los usas de forma instintiva y sin darte cuenta. Sin embargo, te das cuenta de que el botón de salto no es el mismo, o que en lugar de dar ese golpe estás rodando, o cargando el arma, o esprintando sin querer en lugar de agacharte. Se sufre, y mucho; pero al final acabas aprendiendo a la fuerza.

 

Profesionales del lanzamiento de granadas

Ahí están, todos reunidos y agrupados, un blanco perfecto para apuntarte unas cuantas bajas con una granada certera. Presa de la emoción, cargas el lanzamiento y tratas de afinar la puntería para que caiga justo entre tus enemigos; pero al lanzarla, rebota con una cornisa porque no habías medido bien y cae justo en tu posición. Cualquiera que haya jugado a un FPS en el que se puedan lanzar explosivos lo ha sufrido. Tranquilos, no sois los únicos.

 

El guardado salvador

Otro error de cajón en el que todos hemos caído alguna vez, y caeremos en más ocasiones. Tienes la ocasión de guardar partida, pero decides no hacerlo y empujar un poco más, explorar esa nueva sección y ver qué más puedes conseguir. Algo sale mal y mueres, y lo peor de todo, por no haber guardado, has perdido todo lo que has hecho en todo este tiempo de juego. Acopio de paciencia y una vocecita en tu mente diciendo: «Te lo dije».

 

La implacable tensión

Estás herido, apenas te quedan balas y un par de golpes podrían sentenciar la partida por completo. Todo transcurre con tranquilidad, aunque con esa pequeña tensión en el ambiente, y de repente… ¡Zas!, aparece un enemigo. No sabes por qué, pero te lías con los controles, en lugar de apuntar le das al botón de saltar; en lugar de golpear abres el inventario y al final acabas criando malvas. Los nervios son muy malos compañeros, y todos sabemos bien de lo que hablamos.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar