Los mejores besos de los videojuegos

Los mejores besos de los videojuegos

El amor está en el aire y también en los videojuegos. Aunque las historias de amor siempre han sido una constante en el ocio electrónico lo cierto es que no han sido tantas las compañías que se han atrevido a plasmarlo de forma explícita en su obra. Es por ello que hoy queremos celebrar el Día Internacional del Beso rememorando algunos de los grandes momentos románticos que nos han dejado los videojuegos.

A continuación encontrarás una amplia selección de preciosos besos de videojuegos que, por uno u otro motivo, son merecedores de un puesto en esta lista. Como podrás imaginar, el artículo está repleto de spoilers de los videojuegos en los que aparecen estos besos, por lo que ve con cuidado si quieres echar un ojo a nuestra selección. ¿Con qué besos de videojuegos te quedarías tú? ¿Cuáles te emocionaron más?

Nathan Drake y Elena Fisher (Uncharted 4: El desenlace del ladrón)

La historia de amor entre Nate y Elena se fue fraguando a lo largo de toda la saga Uncharted hasta llegar a la cuarta entrega, donde vimos a la pareja tratarse de forma más romántica que nunca. Cuando Elena rescata a Drake en Libertalia se produce un momento mágico. Ambos caen por un acantilado y, tras un susto de muerte, acaban besándose en el barro y manteniendo la charla que tenían pendiente.

Ellie y Riley (The Last of Us: Left Behind)

En Naughty Dog le han cogido el punto a esto de crear historias de amor y en el decadente mundo de The Last of Us hemos podido ver unas cuantas. En el juego principal Joel y Ellie formaban una relación amorosa de carácter paternofilial, pero era en el DLC Left Behind donde podíamos ver a Ellie junto a su amiga Riley, a la que pedía que no se fuera tras darle un beso y confesarle lo que sentía.

Geralt de Rivia y Triss Merigold (The Witcher 3: Wild Hunt)

En esta ocasión no entraremos a valorar si el romance de Geralt en The Witcher 3 debe ser con Triss o con Yennefer, pero sí debemos quedarnos con el primero de los besos a Triss. El brujo y la hechicera acuden a una fiesta y Merigold le pregunta al Lobo Blanco que si aún siente algo por ella. La fiesta acaba con un beso para no ser descubiertos mientras un castillo de fuegos ilumina la escena a sus espaldas.

Max Caulfield y Chloe Price (Life is Strange)

Este es, tal vez, el beso más emotivo y dramático que hemos vivido en el mundo de los videojuegos. En el final de Life is Strange llegaba el momento de decidir: permitir la destrucción de toda Arcadia Bay u optar por sacrificar a Chloe. Si nos quedamos con la segunda opción veremos un inolvidable beso bajo la lluvia y con nuestras dos queridas protagonistas sollozando por la despedida más dolorosa que hayan vivido jamás.

Inquisidor y Dorian (Dragon Age: Inquisition)

Si alguien se ha atrevido a plasmar relaciones románticas homosexuales esa ha sido la compañía BioWare, que en casi todos sus juegos nos permite mantener este tipo de relaciones. En el GOTY de 2014, Dragon Age: Inquisition, podíamos vivir una bella historia de amor controlando a nuestro Inquisidor si optábamos por la opción romántica de Dorian, un noble humano encantador y seguro de sí mismo.

Tidus y Yuna (Final Fantasy X)

Yuna debe decidir si abandonar su peregrinaje para unirse a Tidus en su camino a Zanarkand, pero la presión y la indecisión la hacen sollozar. Tidus, instintivamente, decide besarla en la boca, lo que constituye uno de los mejores momentos de todo Final Fantasy X y tal vez una de las escenas más tiernas que ha dado la franquicia de Square Enix a lo largo de su historia, que no es algo menor.

Arno y Elise (Assassin’s Creed Unity)

 

Las historias de amor prohibidas son de las más disfrutables y Arno y Elise tienen una memorable en Assassin’s Creed Unity. Él es un Asesino y ella es una Templaria, pero por si eso fuera poco la muerte de Arno le llevó a ser adoptado por la familia de Elise, de modo que prácticamente podrían ser considerados hermanos. Una doble barrera que, sin embargo, no impide que tengamos besos tan bonitos como estos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar