Los mejores juegos de mundo abierto

Los mejores juegos de mundo abierto

En los últimos tiempos, como narran desde GameRant, una de las propuestas que más peso ha ido cogiendo en los videojuegos, es el mundo abierto. No obstante, pese a los problemas que pueden presentar esta clase de títulos, que tarde o temprano acaban cansando al jugador, el Mundo Abierto nos ha dejado disfrutar de gran número de juegos maravillosos.

El más reciente, que ha conseguido ganarse tanto a la crítica como a los jugadores, ha sido The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Sin embargo, en los últimos años encontramos también juegos que pueden situarse perfectamente a la altura de la última aventura de Link.

  • Assassin’s Creed 2

El que para muchos es el mejor juego de la franquicia creada por Ubisoft, no lo es por nada. El segundo juego de la saga del gremio de Assassin’s nos ofrecía todo lo que había logrado dejarnos con tan buen sabor de boca la primera parte, y, además, presentarnos a un personaje principal mucho más interesante, y cuya historia pudimos conocer al dedillo, puesto que después de Assassin’s Creed 2, volvimos a reencontrarnos con Ezio Auditore en varias ocasiones más. No obstante, esta segunda entrega de Assassin’s Creed destacaba, además de por su protagonista, por la nueva sensación de libertad que podía experimentar el jugador debido al mundo abierto del juego que nos permitía explorar el Renacimiento italiano en toda su gloria.

  • Batman: Arkham Knight

Arkham Knight supuso el cierre de una saga que comenzó con Arkham Assylum y que muchos ya consideran el mejor traslado de un personaje de comic a los videojuegos. Además, mientras que en las anteriores entregas de la franquicia ya habíamos gozado de libertad de movimiento, en espacios más o menos extensos, en este último título podíamos recorrer en su totalidad la ciudad de Gotham. Y un detalle maravilloso, en esta ocasión podíamos conducir el Batmóvil por todo el escenario.

  • Fallout 3

A pesar de que Fallout 4 nos ha permitido recorrer un yermo plagado de secretos de lo más variado, y del que es muy difícil aburrirse, seguramente esto no habría sido posible de esta manera, sin la existencia de Fallout 3. Porque fue en este título cuando se empezaron a implementar las mecánicas de libertad de exploración que los fans de esta saga hemos aprendido a amar. Por otra parte, Fallout 3 también supuso el punto perfecto para que el jugador consiguiera disfrutar plenamente de su propia aventura, gracias a las decisiones que podía tomar en todo momento, y que podían afectar terriblemente a los habitantes de este escenario post-apocalíptico.

  • Far Cry 3

Aunque no se trate de la primera inmersión de la saga Far Cry en el mundo abierto, esta tercera entrega perfeccionó este punto de tal forma, que no solo ha logrado convertirse en el título favorito de muchos, sino que logró que la saga Far Cry se situara como una de las mejores de Ubisoft. Además, Far Cry 3 supuso el equilibrio perfecto entre enemigos y naturaleza. Ya que, en este juego, no solo podías morir a manos de los piratas y demás humanos que poblaban la paradisíaca isla en la que naufragaba nuestro protagonista. Sino que en todo momento debíamos estar pendientes de qué animales nos salían al paso.

  • Grand Theft Auto V

Con Grand Theft Auto V, Rockstar logró subsanar muchos de los errores que había cometido con Grant Theft Auto IV. Sin embargo, dejando de lado a Trevor, Michael y Franklin, la última entrega de la saga nos permitía sumergirnos en un mundo donde la ironía y la sátira encontraban su máximo exponente, y donde podíamos ver una perfecta crítica a la sociedad estadounidense actual, que se nos mostraba sin ningún reparo. Por otra parte, Grand Theft Auto V también nos permitía acceder al modo online del juego, donde podíamos crearnos nuestro propio personaje para explorar cada rincón de este gigantesco mapa junto a nuestros amigos.

  • La Tierra-Media: Sombras de Mordor

En esta ocasión, este título iba dirigido a todo tipo de público. Tanto si eras, como si no fan de El Señor de los Anillos. Porque, aunque la historia de Talion nos sumergía de lleno en el mundo de Tolkien, y poco a poco se iba relacionando con algunos acontecimientos de El Señor de los Anillos, lo que realmente hacía magnífico a este juego, era la personalidad única que presentaba cada enemigo, y que, lejos de ser enemigos genéricos, podían acabar convirtiéndose en nuestra propia némesis. Algo que lograba gracias al impresionante mundo abierto del juego, que nos obligaba a estar atentos en todo momento de en qué áreas estábamos, ya que puede que, sin querer, acabásemos metidos de lleno en un campamento enemigo.

  • Red Dead Redemption

De nuevo otro título de Rockstar. En esta ocasión, Red Dead Redemption nos daba la oportunidad de disfrutar de una maravillosa historia de forajidos del Salvaje Oeste, a la que no le faltaba ningún detalle. Incluso podíamos ser desafiados por cualquiera a un duelo. Pero, además, esta obra de Rockstar también nos daba la oportunidad de perdernos por bosques, montañas y desiertos, y de disfrutar de maravillosos atardeceres o puestas de sol. Pero, sin olvidar que en ningún momento podríamos aburrirnos, ya que, hasta el lugar más recóndito nos ofrecería embarcarnos en una nueva aventura.

  • The Elder Scrolls V: Skyrim

Skyrim es para mucho la obra de referencia del mundo de los videojuegos. De hecho, el juego desarrollado por Bethesda se encuentra en la primera posición de innumerables listas, debido a las novedades que introdujo, pero, sobre todo, por la inmensidad del título, que nos ofrecía horas y horas de diversión. De hecho, la cantidad de misiones secundarias que presentaba, nos hacía olvidar rápidamente el objetivo principal del juego, y si no, también podíamos explorar por nuestra cuenta y descubrir todos los secretos que escondía Skyrim por nuestra cuenta.

  • The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Con el lanzamiento de Nintendo Switch, la compañía nipona tenía muy claro que debía ofrecer a los jugadores un título que costara mucho olvidar. Y para ello, Nintendo lanzó The Legend of Zelda: Breath of the Wild, un título que nos permitía disfrutar de todo lo que siempre hemos disfrutado en anteriores juegos de esta saga, pero en esta ocasión, sin presentar ningún impedimento al jugador; que desde el primer momento podía dedicarse a explorar por su cuenta la inmensidad del mundo que se presentaba ante nuestros ojos.

  • The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3 supone el culmen de los juegos de mundo abierto. De hecho, la última aventura de Geralt de Rivia alcanza tal magnitud, que hasta sus dos expansiones pueden considerarse una cuarta y quinta entrega de la serie. Por otra parte, The witcher 3 tambien ha servido para inspirar muchos otros grandes títulos como por ejemplo The Legend of Zelda: Breath of The Wild; la maravillosa obra de Guerrilla Games, Horizon: Zero Dawn; o títulos que se lanzarán próximamente como Red Dead Redemption 2.

Publicaciones relacionadas

Cerrar