Los mejores mundos que hemos vivido en los RPG

Los mejores mundos que hemos vivido en los RPG

Los videojuegos del género RPG se caracterizan por muchos motivos, desde la elección del personaje en tanto a clase que queremos: guerrero, asesino, mago, etc. hasta la personalización de nuestro avatar. Sin embargo, estos videojuegos también ofrece una inmersión en mundos ficticios repletos de muchos elementos y que de su buena construcción depende el éxito de los títulos que se adscriben a catálogo que tantos adeptos tienen en todo el mundo.

Desde Skyrim, hasta Lordran, donde asistimos a las historias de Dark Souls. Esta es la particular selección que hemos querido realizar de mapas y mundos que nos enamoraron a lo largo de nuestra experiencia en el universo de los RPG. Porque sin duda, si algún día pudiéramos viajar a alguna ubicación del mundo de los videojuegos, alguno de ellos sería nuestro principal destino. ¿Cuál crees que se nos quedó en el tintero? ¡Recuérdanoslo ahora que se acerca el periodo vacacional!

Azeroth.
Hablar de RPG es hablar de World of Warcraft, un título que nos ofrece un mundo impresionantemente grande y en donde cada día se dan cita miles de jugadores que todavía siguen recorriendo Azeroth en la búsqueda de nuevas aventuras.

Cúmulo de Heleus.
La última entrega de Mass Effect nos transportó a Andromeda, galaxia en donde recorrimos el Cúmulo de Heleus de muchas formas: a pie, en vehículo, en nave espacial. Pero sin duda, la impresionante magnitud de este mapa fue uno de los grandes alicientes de este título.

Lordran.
Ya llevamos varios juegos de la saga Dark Souls perdiéndonos entre los rincones de Lordran. Un reino en donde todo está conectado y repleto de escenarios preciosos como Anor Londo o bastante difíciles de superar como Ciudad Infestada.

Kanto.
Varios mundos se nos han ofrecido en la franquicia Pokémon. Pero nos quedamos con el primero de ellos por eso mismo, por ser el inicio de un viaje en el que íbamos a sentirnos el mejor entrenador y a saber los peligros que suponía meterse en la hierba alta.

Commonwealth.
Boston se vio realmente impresionante después de un holocausto nuclear. El mapa más grande de la franquicia Fallout y que podía llegar a desesperar, difícil de desbloquear todos sus puntos y encantador a su manera. Si eres de los que quieren un RPG con mapa gigantesco, no te lo pienses dos veces y atrévete con la Commonwealth.

El Continente.
La historia de Geralt de Rivia no se entiende sin El Continente, una basta extensión compuesta por varios reinos y que nos lleva atrapando a lo largo de varios videojuegos. Un lugar repleto de fantasía, peligros y escenarios cautivadores que suponen uno de los mejores mapas del género RPG.

Lucis. Altissa y Niflheim.
Final Fantasy XV quizás no sea el mejor de la saga, pero desde luego que presenta el mapa más grande esta franquicia y que presenta mayor preciosidad en cuanto a detalle y calidad de imagen. Eso por no hablar de su basta extensión. Tres reinos que gracias al Regalia hemos podido visitar de punta a punta, porque sin ayuda de este vehículo, no se hubiera podido, desde luego que no.

Skyrim.
The Elder Scrolls nos sorprendió con mapa impresionante, repleto de túmulos llenos de enemigos, castillos que visitar, casas que adquirir, dragones que matar y en donde los viajes rápidos se volvían imprescindibles. Muestra de ello era la primera misión en la que debíamos alcanza Carrera Blanca a pie. A más de uno, seguramente desesperó. Por eso Skyrim se queda en el primer lugar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar