Los mejores perros de los videojuegos

El mejor amigo del hombre es el perro, de eso no cabe duda. Lo que no estaba tan claro hasta hace tan solo unos años es que también es un ser fundamental en el mundo de los videojuegos. Puede que a simple vista no lo parezca, pero los canes han estado presentes en multitud de grandes títulos y, en algunos casos, han tenido una importancia capital en la trama o han prestado una ayuda impagable a los protagonistas de la obra en cuestión.

Hoy, 21 de julio, se celebra el Día Mundial del Perro y desde AlfaBetaJuega queremos celebrarlo acercándote un listado con algunos de los mejores perros (aceptamos también a los perros lobo) que hemos tenido el placer de disfrutar o de sufrir en los videojuegos. Estas son solo algunas de nuestras propuestas, de modo que puedes dejarnos en la caja de comentarios todos aquellos perros de videojuegos que se te ocurran a ti.

Albóndiga (Fallout 4)

El gran clásico de los perros en los videojuegos es Albóndiga, figura fundamental de la saga Fallout y que cobró una importancia muy grande en Fallout 4. Y es que en este videojuego de Bethesda no solo era un mulo de carga, sino que podíamos equiparle para el combate, curarle, decirle que nos trajera objetos y lanzarle contra los enemigos. Albóndiga ya es toda una leyenda de los videojuegos en general y de Fallout en particular.

Riley (Call of Duty: Ghosts)

Puede que Call of Duty: Ghosts sea uno de los videojuegos menos queridos de la saga de acción de Activision, pero logró llamar la atención por un detalle muy concreto: nuestro compañero Riley, un perrete muy majo. Riley no solo es un importante apoyo en nuestros combates, sino que en algunas fases del videojuego es completamente jugable, por lo que nos resulta todavía más satisfactorio que esté en el título.

Diamond Dog (Metal Gear Solid V: The Phantom Pain)

Big Boss podía elegir entre varios compañeros en su última aventura, la que fue también la última de Hideo Kojima, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Uno de ellos era DD o Diamond Dog, un perro lobo que compartía nombre con la organización del antiguamente conocido como Naked Snake y que era de gran utilidad al militar sin fronteras. El parche en el ojo a lo Big Boss le daba una personalidad increíble.

Sif, el gran lobo gris (Dark Souls)

En la saga Dark Souls nos hemos encontrado todo tipo de jefes: gigantescos, veloces, temibles o incluso repulsivos. Lo que muchos no esperaban encontrarse era a Sif, el gran lobo gris. Como su propio nombre indica se trata de un perro lobo que acompañaba al legendario Artorias, el Caminante del Abismo. Tras su muerte, Sif se convirtió en el protector y guardián de la tumba del caballero. Una bella historia, sin duda.

Ripper Roo (Crash Bandicoot)

Llegamos al perro más malévolo de esta lista. Ripper Roo es uno de los villanos más emblemáticos de la saga Crash Bandicoot y que a día de hoy sigue siendo recordado por sus memorables apariciones en la franquicia. Tiene el pelaje azulado y es un amante de los explosivos, concretamente le encanta tirárselos al marsupial de los pantalones azules para tratar de impedir su avance hacia N. Cortex. Nunca lo ha conseguido.

Rex (Fallout: New Vegas)

Cuando hablamos de perros y Fallout lo primero que se nos viene a la cabeza es Albóndiga, pero no debemos pasar por alto a Rex, nuestro acompañante canino en Fallout: New Vegas. Se trata de un perro con características robóticas, lo que lo convierte en un superperro. Tiene cerebros intercambiables y todavía más mala leche en combate de la que ha tenido nunca Albóndiga. No le hagas enfadar o sufrirás las consecuencias.

Publicaciones relacionadas

Cerrar