Los mejores protagonistas de videojuegos con un pasado tortuoso

Los mejores protagonistas de raza blanca de los videojuegos, en un ranking

A veces es inevitable reconocer una pauta. Está ahí, esperando a que alguien la reconozca y la siga para ver en dónde desemboca. A veces es en algur lugar mágico donde el asombro y la maravilla de descubrir algo nuevo te embriagan por completo. Otras, en cambio, la cosa es algo más deprimente, aunque no deja de ser notoria. Los videojuegos, por ejemplo. Muchos de sus protagonistas son blancos de pura cepa. Ninguna sorpresa. Ahora bien, muchos de estos héroes blancos tienen un pasado tortuoso. Vamos progresando. El giro final: muchos de estos héroes blancos son viudos o sus respectivas están en paradero desconocido. Eureka. Esto pìde un ranking.

Kotaku ha visto la pauta. Su redactora Keza MacDonald, gran fan según reconoce del subgénero de los protagonistas masculinos de raza blanca con pasado tormentoso, ha seguido ese hilo dorado. Lo ha ido estirando, estirando, siguiendo a lo largo de un camino de tragedias, de ceños funcidos, de caras largas y de miradas melancólicas, y al final de su viaje ha elaborado un ranking muy particular. El de los 10 mejores protagonistas de raza blanca con pasado tormentoso y situación marital no muy estable que presenta a continuación con sus impresiones de peor a mejor:



10. Desmond Miles: “No tiene nada literalmente en el mundo y aún así se queja todo el rato. Que te den, Desmond”.

9. Max Payne: “Es un enorme cliché, incluso dentro del reino de los tipos blancos de crianza. Es aburrido, es huérfano, su padre le maltrataba, es alcohólico, etc, etc.”. A este no solo se le murió la mujer, también la hija.

8. Marcus Fenix: “Marcus tiene marcados muchos de los rasgos de los tipos blancos de pedigrí: es grande, es militar y aparentemente está enamorado de alguien a quien no le muestra absolutamente ningún afecto”.

7. Alan Wake: “Alan habla un montón sobre lo mucho que ama a su esposa, pero eso palidece en comparación a cuánto se ama de manera obvia a sí mismo, y a cómo de triste está que no puede ni hacer su maldito trabajo y escribir otra novela”.

6. Booker DeWitt: “Booker ha hecho cosas terribles, pero eh, lo va a compensar rescatando a una joven de una distopía racista”.

5. James Sunderland: “Es aparentemente un rubio normal con un LADO OSCURO OCULTO. Pero como tiene mucha más profundidad que otros personajes se sitúa en un lugar cómodo de mitad de tabla”.

4. Sam Fisher: “Un duro hombre militar que solo tiene amor en su corazón para… sí, su hija. A estos tíos blancos de crianza sólo les importan sus hijas”.

3. Talion: “El protagonista de Sombras de Mordor está MUY TRISTE y MUY ENFADADO por haber perdido a su familia y no poder unirse a ellos en el más allá, así que se embarca en una larga y sangrienta misión de venganza. Clásico material de antihéroe masculino de raza. Además, me encanta su pelo”.

2. Joel: “Joel se sitúa muy cerca del número uno no solo porque lleve barba, sino porque está en la edad perfecta para la proyección de complejos paternos”.

1. Snake: “Tiene: una cicatriz, un pasado tormentoso, una voz alucinante (gracias, David Hayter, y en menor medida, Kiefer Sutherland), viste pantalones muy ceñidos, es misterioso, le sienta bien el parche. Hasta fuma. Hubo un momento, sin embargo, en que surgió una compleja teoría fan que afirma que no tiene pene, lo cual puede ser visto por algunos como un inconveniente”.

¿Estás de acuerdo con la clasificación?

Cerrar