Los mejores rivales Pokémon, de Pokémon Rojo a Pokémon Espada y Escudo

Personajes entrañables, competitivos y con un carácter muy particular.

Cualquier juego que se precie ha de tener un buen antagonista o antagonistas para que el personaje principal y su historia funcionen aún mejor, en caso contrario sería todo demasiado directo, poco realista y más fácil que clavar una chincheta en un corcho. Los juegos de Pokémon han dado grandiosos rivales al protagonista, es decir, nosotros, con historias y actitudes muy dispares.

Evidentemente, esta lista no es definitiva ni la verdad absoluta, solo pretende dar una opinión sobre cuáles son los rivales más completos y carismáticos de los juegos, por lo que aceptamos que no tengas nuestro mismo parecer. No obstante, pensamos que la mayoría estaréis bastante de acuerdo con esta lista y, como siempre, aquí no nos quedamos sin buenos argumentos que esgrimir. ¡Vamos a ello!

Pokémon X e Y – Kalm/Serena, Xana, Benigno y Trovato

Serena en Pokémon

A nuestro parecer, este nutrido grupo de rivales es el peor hasta el momento, pues son demasiados personajes tratando de hacer un mismo papel y, por desgracia, la mayoría no supone ningún reto. De esta forma, los constantes encuentros con ellos se vuelven en algo más tedioso que divertido, algo que jamás debería de acontecer en un juego como Pokémon.

Pokémon Blanco 2 y Negro 2 – Matís

Matís en Pokémon

A pesar de que odia al Equipo Plasma con todas sus fuerzas, no hay otra cosa que revele la necesidad de incluir un rival tan flojo como Matís. No, no lo decimos por sus dotes como Entrenador, sino porque aporta poco o nada a la historia y nuestros intereses y los suyos no están realmente en conflicto. Es un personaje muy poco redondo y su actitud contra los villanos termina por hacerse cansina, ¿no crees?

Pokémon Zafiro y Rubí – Bruno/Aura

Bruno y Aura en Pokémon

El problema con estos rivales no es que no sean buenos personajes es que casi no luchamos con ellos y, casi a mitad del juego, deciden «abandonar» su condición de rivales que pasará a ocupar Blasco. A pesar de que uno no se espera este giro, hace que la historia se resienta, al no verlos demasiado, ni poder competir realmente contra ellos.

Pokémon Blanco y Negro – Bel/Cheren

Bel y Cheren en Pokémon

Bel es, sin duda, la rival más interesante de los dos, aunque como ocurre en Pokémon X e Y, el problema radica en que casi no nos dejan tranquilos en lo que dura la aventura. Vale, es cierto que son nuestros mejores amigos y que, a pesar de no tener mucha profundidad, tanto Bel como Cheren tienen sus momentos, pero eso no les ayuda a ser percibidos como unos justos rivales.

Pokémon Diamante y Perla – Israel

Israel en Pokémon

Puede que Israel no vaya a recibir el premio a la personalidad del año, a pesar de tener bastante estilo y contar con un Piplup muy molón, pero es un rival que al menos logra captar nuestra atención con su atropellada forma de ser y su torpeza. Evidentemente, quizás pudieran haberle dado un poco más de fondo e historia al personaje, pero es un rival correcto para el devenir de aventuras que vivimos en Diamante y Perla.

Pokémon Sol y Luna – Tilo

Tilo en Pokémon

Sol y Luna destacan por llevarnos hasta islas paradisíacas y ofrecer mecánicas de Gimnasio un tanto diferentes, pero como juegos no son nada del otro mundo. Sin embargo, Tilo es de lo mejor de esta Generación Pokémon, con un equipo bastante estratégico que no es «lo de siempre» y una historia de crecimiento personal bastante lograda. Como siempre, no le habría venido nada mal un poco más de personalidad, pero cumple con creces su cometido en nuestra aventura.

Pokémon Azul y Rojo – Azul

Azul en Pokémon

Probablemente este sea el rival más odioso y engreído de toda la historia de Pokémon, algo que hace que funcione como rival porque nos dan ganas de hacerle morder el polvo y ponerlo en su sitio. Lo malo es que es un personaje demasiado plano, sin una historia previa de la que tirar y es odioso porque sí. No obstante, cumple con el papel de villano de maravilla, dándolo todo por arrebatarte el título de Campeón con un buen equipo Pokémon.

Pokémon Espada y Escudo – Paul

Paul en Pokémon

A pesar de ser la última incorporación a los rivales, Paul es un claro ejemplo de superación personal, conociendo sus propias limitaciones y construyendo su personalidad a la sombra de su hermano, Lionel, uno de los Campeones de Galar más queridos de la historia. Puede que, por veces, parezca un tanto bobalicón con tanta sorpresa ante la superioridad de unos tipos sobre otros, pero nunca, nunca se rinde. El hecho de que sea una figura clave para llegar a los Legendarios de la edición, ya dice mucho de su valía como persona, y también como amigo.

Pokémon Oro y Plata – Plata

Plata en Pokémon

Sin duda, Plata es el rival que más difícil nos lo pone en los juegos, cosa que hay que valorar enormemente, porque en general, los rivales poca sombra nos suelen hacer. Además, poco se sabe de Plata al inicio de la historia, incluso desconocemos su nombre por completo, aumentando el halo de misterio. Todo esto, unido a que es un chico malo, hijo del Líder Giovanni, que lucha por sus propios intereses, le llevará a convertirse en mejor persona, pero sin perder ni un ápice de la fiereza en batalla por la que siempre destacará entre todos los rivales Pokémon que existen hasta el momento.

Imagen de portada I Pinterest

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.
Cerrar