Los mejores videojuegos ambientados en la Segunda Guerra Mundial

Los mejores videojuegos ambientados en la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial siempre ha sido uno de los escenarios más repetidos en la historia de los videojuegos. Y aunque con el tiempo este conflicto bélico se ha ido dejando algo de lado, aunque nunca ha llegado a desaparecer del todo de los videojuegos, tras experimentar en sus últimos títulos con el futuro y guerras más tecnológicas, la saga Call of Duty ha decidido volver a recuperar parte de su esencia retornando a esta segunda Gran Guerra.

Y aunque todavía no se sabe demasiado acerca de la nueva obra de Activision, sí que hemos podido descubrir el arsenal que nos estará esperando en Call of Duty: WWII, así como los protagonistas de este nuevo juego. Además, otro punto que ha llamado especialmente la atención es que en esta ocasión la vida no se regenerará de forma automática. No obstante, solo queda esperar para descubrir si finalmente este nuevo Call of Duty se sitúa entre grandes juegos como los que te dejamos a continuación gracias a ScreenRant.

Silent Service

Este título desarrollado por Sid Meier le daba la oportunidad al jugador de ponerse a los mandos de un submarino en su ronda de patrulla por el Océano Pacífico. No obstante no esperes un juego de acción frenética y descontrolada, ya que Silent Service, como su propio nombre indica, es una propuesta mucho más relajada para jugadores pacientes.

Indiana Jones y la última cruzada: Aventura gráfica

Este título, basado en la película homónima, fue una de las aventuras gráficas más ambiciosas desarrolladas por LucasArts. De hecho, está considerado por muchos el mejor juego protagonizado por este intrépido arqueólogo, e incluso hay quien lo sitúa entre los mejores títulos de su tiempo.

Sniper Elite

Con el nuevo Sniper Elite tan reciente, no podíamos dejar de lado el inicio de esta saga de sigilo, que, a pesar de trasladarnos a un conflicto donde el caos y la destrucción suelen ser siempre moneda de cambio, en esta ocasión nos pedía avanzar de la forma más sutil posible. Algo que nos llevaba a usar nuestra mira de larga distancia para engañar y acabar con nuestros enemigos.

Hidden and Dangerous 2

De nuevo encontramos otro título que busca hacer del sigilo un arte. No obstante, a pesar de que esta secuela mejoraba bastante con respecto al juego original, seguía contando con demasiados fallos. Lo que tal vez sirvió como excusa para que no se desarrollara una tercera parte.

IL-2 Sturmovik: Battle of Stalingrad

En esta ocasión se trasladaba al jugador a uno de los conflictos más trascendentes de la Segunda Guerra Mundial, el enfrentamiento entre Alemania y Rusia que llevó a la batalla de Stalingrado. Además, este simulador de vuelo nos permitía pilotar tanto vehículos de la aviación rusa, como de la alemana.

Silent Hunter III

Aunque también va de submarinos, las diferencias con Silent Sevice son abisales. Ya que en este juego debíamos dedicarnos a acabar con distintos enemigos mientras patrullábamos una zona concreta.

Hearts of Iron IV

Este juego de estrategia nos lleva a gestionar nuestro propio país, con el objetivo principal de conseguir la victoria para uno de los tres bandos de la Segunda Guerra Mundial, Aliados, Eje o Comintern. Además, también podemos crear nuestro propio bando aparte. Por otro lado, Hearts of Iron IV nos permite escoger entre dos escenarios; 1936 y 1939.

Red Orchestra 2: Heroes of Stalingrad

Esta secuela de Red Orchestra se sitúa para muchos como el mejor título ambientado en la Segunda Guerra Mundial. No obstante, como suele ocurrir en muchos shooters en primera persona, su campaña principal dejaba bastante que desear y se tornaba como una especie de tutorial para el modo multijugador, donde sí destacaba especialmente.

Commandos 2: Men of Courage

Aunque la edición para PC de este título de estrategia en tiempo real situado en la Segunda Guerra Mundial tuvo una gran acogida, no compartió semejante resultado en consolas. No obstante sus detallados escenarios, así como lo frenética que era cada una de sus misiones acababan convirtiendo este juego en mucho más que un simple título de estrategia en los que debemos salir adelante haciendo uso de nuestra paciencia.

Return to Castle Wolfenstein

La saga Wolfenstein supuso un gran paso para los FPS. No obstante, y aunque los dos primeros juegos son verdaderas obras maestras, Return to Castle Wolfenstein consiguió alcanzar el equilibrio entre soldados nazis normales, y los monstruos típicos de Doom.

Company of Heroes

Company of Heroes está considerado como uno de los mejores juegos de estrategia en tiempo real. De hecho, a pesar de que el juego se lanzó inicialmente en 2006, su éxito ha sido tal, que todavía cuenta con un gran número de jugadores disfrutando del modo online del título. Algo que llevó a que en 2010 Corea del Sur intentara lanzar una versión gratuita del juego con un multijugador masivo. No obstante, al final esta idea se acabó dejando de lado tras la cancelación de su beta.

Battlefield 1942

Aunque el juego más reciente de la saga Battlefield nos invita a participar en la Primera Guerra Mundial, Battlefield 1942 apostó por un periodo algo posterior. En esta ocasión, el título es de los primeros shooters en primera persona en narrar la Segunda Guerra Mundial. Además de permitirnos participar en las batallas como soldados rasos, también daba la oportunidad de ponerse a los mandos de un vehículo, algo nunca visto hasta la fecha en esta clase de juegos.

Brothers In Arms: Road to Hill 30

Otra de las grandes franquicias de videojuegos bélicos es Brothers In Arms. En esta ocasión el título, que destacaba sobre todo por mezclar el combate en primera persona con un ingrediente táctico muy bien valorado, nos llevaba a luchar en la Batalla de Normandía de 1944. Y contaba con un enfoque histórico que buscaba ser lo más exacto posible a la realidad.

The Saboteur

A pesar de que su fracaso, tanto en ventas como en crítica acabara suponiendo el cierre del estudio encargado de su desarrollo, hay quien considera que The Saboteur es uno de los juegos más infravalorados de su generación. No obstante, este título publicado por Electronic Arts cuenta con un estilo artístico magnífico que se basa en la transición entre zonas en blanco y negro y a color, y con un planteamiento de mundo abierto propio de la saga Grand Theft Auto.

Medal of Honor: Frontline

Medal of Honor: Frontline es el cuarto título de esta franquicia de Electronic Arts. Publicado en 2002, el título nos vuelve a situar en la piel del Teniente Jammes Patterson. Este juego, que cuenta con una valoración muy positiva por parte de la crítica, es también merecedor de situarse entre los títulos con una banda sonora de mayor calidad. 

Call of Duty 2

El segundo título de la saga de Activision, que nos devolvía al conocido enfrentamiento, mezclaba hechos históricos con hechos ficticios. No obstante, aunque la serie no consiguió el éxito del que disfruta prácticamente hasta la llegada del primer Modern Warfare, su inmersión en la Segunda Guerra Mundial tuvo una acogida bastante positiva entre sus usuarios. Ahora habrá que ver si el nuevo Call of Duty: WWII le sirve a Activision para recuperar a todos los segudores de la saga que decidieron dejarla de lado con los últimos títulos futuristas de la franquicia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar