Los mejores videojuegos de terror en primera persona

Los mejores videojuegos de terror en primera persona

Pese a que muchos géneros del mundo de los videojuegos históricamente han optado por una perspectiva en primera persona, curiosamente el terror se ha hecho fuerte en una vista tras la espalda del protagonista. Sin embargo, con el paso del tiempo cambian las tendencias y cada vez son más los títulos de terror que optan por la vista subjetiva para sumergirnos todavía más en sus historia e infundirnos más miedo.

Es por ello que grandes sagas de terror en tercera persona como Resident Evil, Silent Hill o Dead Space están dando lugar a otro tipo de experiencias. Hoy, en ese sentido, te queremos presentar algunos de los mejores videojuegos de terror en primera persona que hemos podido disfrutar (y sufrir) en los últimos años. ¿Qué perspectiva te gusta más a ti para un videojuego de terror?

Outlast

La escena independiente es la que más ha aprovechado el tirón del terror en primera persona con propuestas tan inolvidables como Outlast. Un manicomio abandonado, oscuridad plena y una cámara con la función de visión nocturna son los ingredientes perfectos para pasar miedo. Si a eso le añadimos que si no encontramos baterías nos quedamos a oscuras el canguelo puede ser extremadamente alto.

SOMA

El terror psicológico que tan bien se le da a Frictional Games hizo las delicias de los fans del género en SOMA. Ciencia ficción, debate filosófico sobre la vida y la naturaleza humana y una buena dosis de tensión, sustos y, por supuesto, terror del bueno. SOMA es uno de los grandes videojuegos del año pasado y tiene uno de los mejores finales que hemos vivido en los últimos tiempos.

Amnesia: The Dark Descent

Pero antes de SOMA Frictional Games ya sorprendió al gran público con Amnesia: The Dark Descent, otra obra de arte del terror moderno que nos ponía en la piel de un londinense que despierta en un oscuro castillo sin saber qué hace ahí ni recordar mucho más de quién es él mismo. Solo encuentra una nota que la insta a descender a las profundidades del castillo para poder derrotar a su enemigo.

Alien: Isolation

La adaptación de la franquicia cinematográfica Alien al mundo de los videojuegos casi siempre ha estado relacionada con la primera persona. Tras el decepcionante Colonial Marines eran muchas las esperanzas que había puestas en Isolation. Y eran fundadas, porque fue una experiencia de terror de lo más angustiosa. Por si la atmósfera no fuera suficiente, la constante amenaza de ser destrozados por el Alien era todo un infierno.

F.E.A.R.

Una de las sagas por excelencia de terror en primera persona de los últimos años ha sido F.E.A.R. Al contrario que la mayoría de títulos hasta ahora mencionados, el videojuego de Monolith tiene una enorme cantidad de acción, pero las fases de terror, tensión y oscuridad son pavorosas. Además de todo ello, la franquicia F.E.A.R. nos ha dejado uno de los personajes más terroríficos de todos los tiempos: Alma Wade.

Layers of Fear

Nuevamente el panorama independiente sale a escena. Los polacos de Bloober Team se sacaron de la manga una terrorífica aventura de las catalogadas dentro del subgénero de los “walking simulator” en la que encarnamos a un pintor atormentado que debe recorrer sus recuerdos en una gigantesca casa en la que ya solo habita él. Por supuesto, en su cabeza habitan recuerdos terribles, por lo que no estaremos tan solo como pensábamos.

Condemned: Criminal Origins

La anterior generación de consolas comenzó por todo lo alto en cuanto a terror se refiere. Y es que ya en el año 2006 llegaba Condemned: Criminal Origins, una historia de misterio que nos ponía en la piel de Ethan Thomas, un agente del FBI que debía ponerse tras la pista de un supuesto asesino en serie que estaba atemorizando a toda la ciudad. Acción, suspense y terror a partes iguales.

Cerrar