Los mejores videojuegos sin contenidos violentos

Los mejores videojuegos no violentos

Aunque la madurez de la industria del videojuego es cada día más evidente por las historias que se nos cuentan, todavía falta algo para que el mundillo alcance en variedad a, por ejemplo, el cine. Y es que en el ocio electrónico el 90% de los títulos que se lanzan nos invitan a matar, disparar, portar armas y, a fin de cuentas, defendernos de los peligros con los que nos toparemos. Afortunadamente hay muchas excepciones.

Es por ello que hoy queremos hablarte precisamente de algunos de los mejores juegos no violentos que puedes jugar. Son obras maravillosas en las que no solo no tienes que matar, sino que no existe posibilidad de hacer daño de ninguna forma, pues no es el objetivo de estos juegos. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos comentes las que más te gustan en la caja de comentarios.

Gone Home

Los juegos del género walking simulator son de los más apropiados para aquellos que quieren protagonizar su propia aventura pero centrándose únicamente en el apartado narrativo. Gone Home es un buen ejemplo de ello y nos invita a recorrer una casa en la piel de una joven que no sabe por qué su hermana y sus padres han desaparecido sin dejar rastro. Misterioso, emotivo y un auténtico imprescindible.

Stardew Valley

Los videojuegos de gestión son otros de esos grandes queridos entre un público concreto. El año pasado causó furor Stardew Valley, que ahora también puedes jugar en consola. En este título has heredado la granja de tu abuelo, echada a perder, y tienes que recuperarla con trabajo constante y mucho esfuerzo. Se trata de una de esas pequeñas joyas independientes que llegan cada año y no te puedes perder.

Journey

En toda lista de videojuegos no violentos tiene que estar Journey, quizá el mejor representante de estos títulos alternativos. La obra maestra de thatgamecompany nos invita a hacer un viaje bello, misterioso y casi poético por un desierto. Nuestra única pista es una gran montaña hacia la que debemos acudir. Es una de las obras más redondas de los últimos tiempos y hace gala de un multijugador conmovedor.

The Witness

Si lo tuyo son los puzzles sin tener que disparar nada también encontrarás una pedazo de obra de arte en The Witness, lo último de Jonathan Blow, creador de Braid. Aquí encontraremos centenares de paneles que resolver haciendo uso de nuestra lógica. Los mejores son los paneles que están vinculados con el preciosista mundo que nos rodea. El juego, además, hace gala de un apartado narrativo muy particular.

Firewatch

Aquí tenemos otro walking simulator que no hay que perder de vista. En Firewatch encarnamos a un guardia forestal que ha querido desconectar de su vida cotidiana y quiere pasar un verano alejado de todo. Allí trabará amistad con Delilah, su supervisora, pero no todo iba a ser tranquilidad en el bosque. Pronto se desatará un misterio que nuestro protagonista y Delilah deberán ir desentrañando.

Abzû

Algunos creadores de Journey dieron vida a este maravilloso Abzû. Aunque no es tan redondo como su homónimo desértico, este juego nos invita a recorrer unas fantásticamente recreadas profundidades marinas. Abzû no solo es precioso y bien trabajado a nivel artístico, sino que deja algunos momentos para el recuerdo y una banda sonora de esas que tan bien vienen para antes de ir a dormir.

The Beginner’s Guide

Aquí estamos ante una propuesta del todo incalificable. El desarrollador de The Stanley Parable nos ofrece una carta sincera en la que habla sobre un amigo que hacía videojuegos y que ha dejado de hacerlos. Para explicarnos la historia nos hace ir jugando a todas las creaciones de este amigo suyo en un videojuego tan inclasificable como particular y maravilloso. Una historia de las que no se puede dejar pasar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar