Los momentos más emotivos en videojuegos no dramáticos

Los momentos más emotivos en videojuegos no dramáticos

El mundo del videojuego ha alcanzado una gran madurez en los últimos años y es por ello que cada vez encontramos mayor cantidad de elementos dramáticos en muchos títulos. Tanto es así que incluso obras de pura acción, aventuras o ciencia ficción contienen algunos de los momentos más emotivos que hemos podido vivir en los últimos tiempos, lo que ofrece una variedad de géneros exquisita al título en cuestión.

Es precisamente de ello de lo que queremos hablarte hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos que contenían un momento en particular que podían hacer que te saltara la lagrimilla con suma facilidad. Estas, obviamente, son solo nuestras propuestas personales, de modo que te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

The Witcher 3: Wild Hunt

El cierre de la trilogía de Geralt de Rivia tiene muchos momentos emotivos, pues al fin y al cabo es una historia de búsqueda de un ser querido. Precisamente el momento en el que lo encontramos es cuando se nos saltan las lágrimas. Hablamos de ese instante en el que Geralt al fin consigue reencontrarse con Ciri. Al principio cree que ha muerto, pero pronto se despierta y se funden en un abrazo que desemboca en un bellísimo momento musical y en un flashback de su relación hace muchos años.

BioShock Infinite

Booker y Elizabeth viven aventuras de lo más locas en la maravillosa propuesta de ciencia ficción de Irrational Games. Sin embargo un momento de lo más secundaria y que incluso te podrías llegar a saltar es uno de los más emocionales que hemos vivido en mucho tiempo. Se trata del momento en el que Booker encuentra una guitarra, empieza a tocarla y da pie a que Elizabeth cante unas estrofas de Will the Circle Be Unbroken. Una maravilla que no podremos olvidar jamás.

Uncharted 4: El desenlace del ladrón

Las despedidas son dolorosas y Uncharted 4 nos propone una de las más emotivas que hemos vivido en los últimos meses. No solo hablamos de su precioso final, homenaje para los fans, sino del episodio Los hermanos Drake. En este capítulo del juego se nos explican los orígenes de Nate y Sam y cómo llegaron a convertirse en los Drake. Una explicación que no solo era muy deseada y esperada, sino que acabó haciéndonos derramar unas lágrimas. Ahí comenzaba la historia de Nathan Drake.

Gears of War 3

Aunque la saga Gears of War siempre ha sido acción desenfrenada, lo cierto es que Dom protagonizaba la parte emocional de la franquicia de Epic Games. En la segunda entrega lo hacía con la trágica muerte de su esposa Maria, mientras que en la tercera el drama se multiplicaba por diez al ver cómo nuestro querido Dominic Santiago se sacrificaba para lograr que Marcus y los suyos lograran escapar con vida.

Mass Effect 3

La epopeya espacial del comandante Shepard llegó a su fin con Mass Effect 3. Pese a las críticas fue un cierre redondo para una trilogía antológica. Que fuera la conclusión le daba un toque de drama al conjunto, pero lo cierto es que la saga Mass Effect siempre ha sido más ciencia ficción, exploración y shooter que drama. No obstante, el sacrificio de Mordin Solus para curar la genofagia que un día ayudó a propagar entre los krogan es una de esas acciones que se quedan en la retina y no se olvidan.

Gone Home

A primera vista Gone Home es una aventura de misterio y exploración (con toques de terror incluso) que nos invita a descubrir por qué, tras volver de un viaje, nuestros padres y nuestra hermana no se encuentran en casa. Sin embargo a medida que profundizamos en él vemos una historia dramática en la figura de la hermana de la protagonista, que nos hace derramar alguna que otra lágrima cuando descubrimos sus cintas grabadas y sus cartas a algunos de sus más allegados.

Journey

Pese a que, en conjunto, la obra maestra de thatgamecompany podría calificarse como un drama, en un principio solo estamos ante una aventura de corte relajante. No obstante no solo la recta final de Jorurney se convierte en un momento tremendamente emocional, sino que en este caso nos quedamos con su multijugador. Journey nos hace cooperar con un jugador anónimo y desconocido para superar los obstáculos que nos plantea la aventura, lo que nos hace ver lo mejor del ser humano.

Publicaciones relacionadas

Cerrar