Los momentos más penosos de la industria del videojuego en 2017

Los momentos más penosos de la industria del videojuego en 2017

Quedan menos de dos semanas para que el presente año 2017 llegue a su fin y no cabe duda de que los aficionados al mundo de los videojuegos tenemos muchas cosas que celebrar. El año que ya termina nos ha dejado algunos de los mejores títulos de los últimos tiempos e incluso consolas de gran calidad, pero lo cierto es que también debemos lamentar las cosas negativas que han pasado en los últimos doce meses.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy a través de nuestro nuevo artículo en forma de lista, pues en él encontrarás una selección de los que, a nuestro juicio, han sido los momentos más penosos que ha dejado la industria del videojuego en 2017. Cancelaciones, cierres, ambigüedades, tendencias negativas y otras muchas cosas aparecen en esta lista. ¿Qué ha sido lo peor del año en materia de videojuegos para ti?

Adiós a Mass Effect

El lanzamiento de Andromeda estuvo repleto de problemas. Las malas animaciones faciales, unos diálogos que no convencieron a muchos y no estar a la altura de la trilogía original pasó factura. Al final BioWare decidió no lanzar ninguno de los DLCs de historia que tenían previstos, de modo que lo más probable es que la saga Mass Effect esté muerta o que no volvamos a verla hasta dentro de muchos, pero que muchos años.

Visceral cierra sus puertas

Otra mala noticia nos llegó desde Electronic Arts. La compañía norteamericana comunicó que el videojuego de Star Wars para un jugador que estaba desarrollando Visceral Games iba a ser reestructurado (con micropagos incluidos), pero lo peor de todo es que por el camino iban a echar el cierre al estudio creador de la saga Dead Space. Mucha gente a la calle y ya con ninguna esperanza de ver un nuevo Dead Space.

Scalebound es cancelado

La primera pésima noticia del año no se hizo esperar y la vivimos durante la primera semana del 2017. Fue obra de Microsoft, que nos hizo saber que el esperadísimo Scalebound (un videojuego de Platinum Games en exclusiva para Xbox One) iba a ser cancelado por el bien de los jugadores. Nunca se supieron los motivos, pero todo apunta a desavenencias creativas. Al final los perjudicados fuimos nosotros, los jugadores.

Sony no da fechas

God of War, Spider-Man, Days Gone, Detroit: Become Human o The Last of Us: Part II. Sony tiene cosas muy interesantes para el futuro, pero a lo largo de todo el año 2017 no han dado ni una sola fecha de lanzamiento para estos videojuegos. Pasó el E3, la Gamescom, el Tokyo Game Show, la Paris Games Week y la PlayStation Experience y en ninguno de esos multitudinarios eventos consiguieron sacarnos de dudas de una vez.

El auge de las cajas de botín

Overwatch había popularizado las cajas de botín el año pasado, pero juegos como La Tierra-Media: Sombras de Guerra y (especialmente) Star Wars: Battlefront 2 se han encargado de poner esta forma de microtransacción en el ojo del huracán. Ahora las cajas de botín están siendo estudiadas por organismos internacionales que deben dictaminar si se trata de un tipo de apuesta que los videojuegos deben advertir.

El precio de salida de los juegos

La controversia siempre ha estado ahí, pero ahora se ha hecho más patente que nunca. Los desarrollos son cada vez más caros, pero los precios de salida de los juegos se mantienen estables. Algunas compañías optan por los micropagos para compensarlo, pero precisamente por ello no se entiende que otros videojuegos (especialmente los de un solo jugador) caigan a la mitad de precio tan solo dos o tres semanas después de haberse estrenado. Es una falta de respeto a los que confiaron desde el primer día.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar