Los momentos más perturbadores de los videojuegos

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios juegos.

Lejos de ofrecer un simple entretenimiento o una historia simpática y divertida, muchos videojuegos apuestan por un enfoque mucho más oscuro y terrorífico para contentar a todo tipo de jugadores. Es por ello que a lo largo de los últimos años hemos podido ver situaciones de lo más desagradables, siniestras y perturbadoras en el mundo del ocio electrónico, precisamente de las que queremos hablarte en el día de hoy.

Y es que lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación tras este texto inicial es una selección de momentos de videojuegos que lograron ponernos los pelos de punta gracias a lo perturbador de lo que se nos mostraba en pantalla. Por supuesto estas no son más que nuestras propuestas personales y subjetivas, pero existen otros muchos ejemplos que nos puedes contar a través de la caja de comentarios. Está a tu disposición.

La guardería (ZombiU)

No sabemos qué tienen los niños que cuando aparecen en un videojuego de terror nos ponen los pelos de punta. Es cierto que en ZombiU de Wii U (más tarde llegó a otras plataformas) no aparecían niños como tal, pero el momento más angustioso del juego era aquel en el que debíamos internarnos en una guardería mientras decenas de no muertos nos perseguían tratando de darnos muerte. Una escena verdaderamente terrible.

EmpaLara (Tomb Raider)

Resulta curioso que el nivel de crudeza y violencia del Tomb Raider de 2013 quedara muy mermado en Rise of the Tomb Raider, aunque la primera entrega de la saga alcanzaba cotas muy salvajes. Las muertes de Lara eran increíblemente terroríficas, especialmente aquellas en las que la buena e inexperta aventurera y ladrona de tumbas acababa empalada en estacas de madera muy afiladas que la esperaban con ansias.

Demasiado viento (Resident Evil 6)

Si algo tienen en común los videojuegos de zombis es que no se cortan un pelo con la violencia explícita. En Resident Evil 6 también nos encontrábamos en esa situación, aunque especialmente delicada era aquella escena en la que la pobre Helena Harper podía acabar triturada, literalmente. Un zombi la sorprendía y la empujaba contra un ventilador gigante, lo que acababa por destrozarle las entrañas y el cuerpo entero.

Los hinchados (The Last of Us)

Probablemente no haya nada más terrorífico en The Last of Us que los chasqueadores, infectados que se guían por el sonido y que nos muerden con fuerza en cuanto nos detectan. Su “evolución” son los hinchados, otros infectados mayores en tamaño y que pasan de morder, sino que prefieren destruir. Si pillan a Joel o Ellie (con la pequeña la situación es más traumática) les cogen de la boca y se la abren hasta que se quedan sin ella.

Operación poco sutil (Dead Space 2)

En un momento concreto de Dead Space 2 el bueno de Isaac Clarke necesitaba realizarse a sí mismo una operación ocular, algo bastante delicado de hacerse uno mismo. Si en esa escena determinada se te iba ligeramente la mano tendrías no solo que repetirla por la muerte de Clarke, sino que tendrías que soportar ver cómo al protagonista del videojuego se le atravesaba el ojo con un punzón gigante.

Choca esos cinco (Heavy Rain)

En Heavy Rain se obligaba a Ethan Mars a realizar todo tipo de acciones moralmente reprobables (e incluso a cometer delitos) para poder recuperar a su hijo. La más desagradable y perturbadora de todas era aquella en la que el protagonista de la historia tenía que cortarse un dedo para obtener la siguiente pista. No importa cómo lo hicieras, siempre sería igual de angustioso y te pondría el mismo mal cuerpo.

 

Cerrar