Los momentos más perturbadores que han dejado los videojuegos

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios juegos.

La acción y la violencia forman parte inherente del mundo de los videojuegos. Y es que por mucho que algunas compañías desarrolladoras (especialmente las de corte independiente) se empeñen en cambiar el estándar de la industria del ocio electrónico, lo cierto es que la mayoría de videojuegos triple A apuestan por estas temáticas como los pilares sobre los que sostener sus obras, de modo que vivimos momentos muy inquietantes bastante a menudo.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te hemos preparado a continuación es una selección de momentos de videojuegos que eran increíblemente perturbadores por múltiples motivos: violencia desmedida, escenas desagradables o asaltos sexuales son algunos de los más comunes. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas en forma de lista.

Spec Ops: The Line

Nuestro comando se había visto rodeado por los enemigos de la zona, de modo que “no tuvimos más remedio” que lanzar lo que creíamos que eran unos explosivos a la zona de la que no dejaban de venir. Más adelante nos dimos cuenta de que lo que habíamos lanzado era salvaje fósforo blanco y que lo habíamos lanzado sobre un área repleta de civiles inocentes. La culpabilidad pudo con nuestro protagonista Walker.

Mass Effect 2

Sabíamos que los Segadores estaban secuestrando humanos y pensamos que sería con fines aviesos, pero verlo con nuestros propios ojos no fue agradable. Cuando llegamos a la base del Recolector tuvimos que ver en primera persona cómo licuaban en vida a algunos de los miembros de nuestra tripulación. Afortunadamente pudimos salvar a la mayoría, aunque nada quitaría esa imagen de la cabeza del/la comandante Shepard.

Fallout 4

El ultimo gran videojuego de rol de Bethesda tiene muchas cosas muy bestias, pero pocas pueden llegar a la altura de lo que se esconde en la Galería Pickman. En cuanto entremos a ese lugar sabremos que algo no va bien, pues todo está repleto de sangre, vísceras y cadáveres humanos. Allí vive un asesino en serie que mata a todo aquel que se cruza en su camino y al que deja una tarjeta de visita para recordarnos que él hizo esa obra.

Heavy Rain

Ethan Mars necesitaba superar todas las pruebas del Asesino del Origami si quería recuperar a su hijo secuestrado. Parecía que podría con todo, pero la más dura y desagradable de todas fue tener que cortarse un dedo. Teníamos las herramientas para hacerlo, pero era más fácil decirlo que hacerlo. Tener que verlo y ser partícipes del corte de dedo no fue nada agradable y muchos aún sueñan con esa escena. Pesadillas, concretamente.

Call of Duty: Modern Warfare 2

Una de las escenas más populares y polémicas de la historia de los videojuegos corresponde a Call of Duty: Modern Warfare 2. En él nos infiltrábamos entre nuestros enemigos rusos y acudíamos a un aeropuerto con el objetivo de tirotear a todos los civiles inocentes que nos encontráramos por el camino. Podíamos formar parte o no de la masacre, pero hiciéramos lo que hiciéramos después no nos sentiríamos nada bien.

Dead Space 2

Las aventuras de Isaac Clarke parecen haberse acabado para siempre tras el cierre de Visceral Games, pero siempre nos quedarán sus grandes momentos. Uno de ellos es aquel en el que el bueno de Clarke debe realizarse una operación ocular. Lo peor es que si te sale mal tendrás que ver en primera persona cómo una aguja muy puntiaguda taladra el ojo de Isaac. Al final salía bien la cosa, pero seguro que te llevaste un buen susto cuando no lo hizo.

Life is Strange

La obra de Dontnod Entertainment es una de emociones, sentimientos y relaciones, pero también tiene cosas muy oscuras. La mayoría de ellas están relacionadas con la “Dark Room”, donde Jefferson secuestra a las jóvenes a las que droga para hacer sesiones fotográficas. Max es su último objetivo y vivir esa fase es una de las cosas más desagradables que hemos vivido en el mundo de los videojuegos.

 

Cerrar