Los momentos más violentos de los videojuegos en lo que llevamos de año

La violencia y los videojuegos siempre han ido cogidos de la mano, y aunque cada vez son más los estudios que tratan de ofrecer experiencias alternativas, el estándar predominante sigue siendo el de la acción desenfrenada. Es precisamente por ello que ya estamos acostumbrados a ver todo tipo de decapitaciones, desmembramientos, explosiones y muchas más formas de violencia en nuestros títulos preferidos.

Hoy hemos querido echar la vista unos meses atrás y hemos decidido acercarte un listado con algunos de los momentos más violentos que hemos podido vivir en el mundo de los videojuegos en lo que llevamos de año 2017. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas personales y subjetivas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios para generar debate con otros lectores.

Los asesinatos de Jason (Friday the 13th)

La llegada de Friday the 13th: The Game no ha sido tan espectacular como se esperaba, pero ya ha ofrecido momentos verdaderamente dantescos. El videojuego en el que siete supervivientes deben huir de las garras del asesino Jason nos ha permitido ver al popular villano del cine quemar en vida, aplastar la cabeza o ahogar hasta dejar sin respiración a cualquier joven personaje que se le pusiera por delante.

Balazo en la entrepierna (Sniper Elite 4)

Una de las grandes fortalezas de la saga Sniper Elite es poder ver nuestros mejores disparos con una cámara de muerte que no solo ralentiza la acción, sino que nos muestra el interior del soldado al que vamos a impactar. Un disparo en el corazón o en el cerebro siempre es desagradable de ver, pero todavía lo es más ver cómo nuestra bala perfora y hace estallar uno de los testículos de nuestro enemigo. Se nos ponen los pelos de punta.

Relación amor-odio (Resident Evil 7)

La séptima entrega numerada de Resident Evil ha apostado más que nunca por el gore y el salvajismo. Un buen ejemplo de ello es la batalla inicial de nuestro protagonista con su cambiada novia Mia, que no duda en cortarle la mano de un machetazo. A partir de ese momento debemos luchar durante un rato con un brazo cortado y que no deja de chorrear sangre por la ya asquerosa mansión de los Baker. Escalofríos.

Contra el cártel (Ghost Recon Wildlands)

Aunque Ghost Recon Wildlands es un videojuego de acción nada hacía indicar que fuera a ser tan violento. Es cierto, debemos colaborar con amigos o con la inteligencia artificial del juego para eliminar al cártel de la droga que está prácticamente gobernando un país sudamericano, pero no esperábamos que la violencia en algunas de las muertes fuera tan gráfica. Se agradece, pues al fin y al cabo estamos ante un título muy adulto.

La pasión del protagonista (Outlast 2)

Veníamos prevenidos, pero no esperábamos este increíble nivel. Los que ya habían jugado al primer Outlast ya sabían que no era una saga para todo el mundo, del mismo modo que Red Barrels había advertido que su segunda parte sería increíblemente violenta. Pero igualmente, sabiendo todo eso, la escena de la crucifixión es terriblemente desagradable incluso para los más acostumbrados a la violencia.

Retratos de familia (What Remains of Edith Finch)

Aunque para muchos haya pasado desapercibido por su carácter independiente, What Remains of Edith Finch es uno de los mejores videojuegos del año. Nos cuenta la historia de una familia en la que casi todos sus miembros han muerto de forma prematura y en extrañas circunstancias. Algunas de las muertes que vivimos son bastante violentas, pero lo peor es ver a niños e incluso a bebés perdiendo la vida.

Batea fuerte (The Walking Dead: A New Frontier)

La tercera temporada de The Walking Dead de Telltale, llamada A New Frontier, ya ha llegado a su fin y nos ha dejado uno de los momentos más violentos de toda la saga, y eso que había donde elegir. Nos estamos refiriendo a la opción de Javier de vengarse de forma sádica (al más puro estilo Negan) de Badger, el miembro de la Nueva Frontera responsable del asesinato de la pequeña Mariana García. ¿Qué hiciste tú?

 

Cerrar