Los mundos abiertos más grandes de los videojuegos

Aunque la nueva generación de consolas ha impulsado a los grandes estudios de videojuegos a crear obras de mundo abierto para aprovechar las capacidades de las máquinas actuales, lo cierto es que hemos tenido gigantescos mundos abiertos a lo largo de toda la historia del ocio electrónico. De ellos precisamente queremos hablarte hoy, de videojuegos tan enormes que te mantendrán enganchado durante semanas y semanas.

Y es que lo que encontrarás en la lista que hemos preparado hoy para ti es una selección de videojuegos de mundo abierto sumamente enormes. No son todos los que hay ni tampoco necesariamente los más grandes de toda la historia, sino una pequeña selección de algunos de los más interesantes con un tamaño de mapa increíble. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos comentes cuáles son tus mundos abiertos de videojuego favoritos.

Elite Dangerous

No existe un mundo abierto más grande que el de aquellos videojuegos que te permiten explorar el universo al completo. Podríamos haber optado por otras muchas opciones, pero tal vez la más destacable es el del maravilloso Elite Dangerous, en el que muchos jugadores se reúnen para desvelar misterios de todo tipo y para dar respuesta a preguntas que llevan años entre nosotros. Un videojuego literalmente inacabable.

The Elder Scrolls II: Daggerfall

Cualquier fan de la saga The Elder Scrolls podría pensar que Morrowind, Oblivion o Skyrim tenían el mapa más grande, pero nada más lejos de la realidad. Antes de que la franquicia fuera un fenómeno mundial había sorprendido con el tamaño de su mapa. Para que te hagas una idea, el de Oblivion (más grande que el de Skyrim) tenía 42 kilómetros cuadrados, pero no podía ni hacerle sombra a los 160 de Daggerfall.

The Crew

Puede que el primer The Crew no acabara siendo tan espectacular como se esperaba, pero su mapa era sencillamente increíble. Era una recreación a pequeña escala de los Estados Unidos al completo. Recorrerlo de costa a costa a una velocidad media de 200 kilómetros por hora nos podría costar unos 55 minutos. Una auténtica salvajada que esperamos ver repetido en la segunda e inminente parte de la franquicia.

The Witcher 3: Wild Hunt

Puede que en tamaño puro y duro haya videojuegos mucho más grandes que The Witcher 3: Wild Hunt, pero pocas veces hemos visto títulos con un mapa de 136 kilómetros cuadrados en el que no hay un solo lugar que no tenga interés. Misiones secundarias, coleccionables, cubiles de monstruos y un montón de territorios: Velen, Novigrado, Oxenfurt, Huerto Blanco, Wyzima o las islas Skellige.

Just Cause 3

Recorrer gigantescos mapeados junto a Rico Rodríguez siempre ha sido uno de los puntos fuertes de la saga Just Cause y su tercera entrega numerada no iba a ser menos. Y es que este videojuego se desarrolla en un enorme archipiélago cuyo tamaño es superior a los 400 kilómetros cuadrados. Estamos hablando de una dimensión absolutamente alucinante que puede mantenernos ocupados toda nuestra vida.

Xenoblade Chronicles X

Este videojuego de Monolith es uno de los grandes exclusivos de Wii U que, lamentablemente, ha pasado bastante desapercibido para el gran público. No solo cuenta con una historia atractiva, una jugabilidad adictiva y un diseño artístico sublime, sino que su mundo supera los 300 kilómetros cuadrados, lo que nos permitirá jugar horas y horas sin llegar a descubrir todo lo que esconde un mapeado repleto de secretos.

PlayerUnknown’s Battlegrounds

Cerramos con una elección de lo más particular, un título multijugador que todavía está en acceso anticipado y que solo tiene un mapa. Pero qué mapa. La isla a la que nos lanzamos en PlayerUnknown’s Battlegrounds tiene un tamaño de 64 kilómetros cuadrados, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que a lo mejor debemos ir de una punta a otra en pocos minutos. Esperemos que los nuevos mapas lleguen pronto para seguir aumentando su tamaño.

Publicaciones relacionadas

Cerrar