Los niveles secretos de videojuegos más impactantes

Los mejores niveles secretos de videojuegos que no te puedes perder

El desarrollo de un videojuego es un proceso costoso, caro y largo, pero cuando llega a buen término suele hacer las delicias de los jugadores, que lo disfrutan de principio a fin tratando de descubrir hasta el más mínimo detalle que esconde la obra en cuestión. Es por ello que a muchos desarrolladores les encanta introducir easter eggs o incluso niveles enteros adicionales al juego principal.

Hoy queremos hablarte precisamente de ello trayéndote algunos de los niveles secretos más impactantes que hemos vivido en el mundo de los videojuegos en los últimos tiempos. Hay un poco de todo: algunos se desbloquean al completar la historia de determinada forma y otros simplemente aguardan a ser descubiertos. ¿Conocías alguno de estos niveles secretos que hoy te presentamos?

Wolfenstein: The New Order

Uno de los más recientes y de sencillo acceso es el de Wolfenstein: The New Order. Al regresar a la base tras una dura misión, Blaszkowicz podría tumbarse a echar una siesta y, al despertar, se encontraba en un escenario de estética retro y con todos los sonidos y armas que tenía el protagonista en su entrega original. Divertido como pocos.

Call of Duty 4: Modern Warfare

Tras completar la historia principal del juego se desbloqueaba la infernal misión Mile High Club. En ella teníamos que rescatar a una persona de suma importancia de un avión en marcha. Decimos infernal porque era obligatorio jugarla en dificultad veterano y teníamos que eliminar a toda la resistencia en menos de sesenta segundos.

Dark Souls 3

Todos los títulos de la saga Dark Souls tienen algún nivel secreto que merece la pena esforzarse en descubrir. En la tercera entrega pudimos arrodillarnos ante la estatua de un dragón para llegar al Pico del Archidragón, una zona completamente opcional en la que encontraremos dos de los bosses más espectaculares de todo el juego. Imperdible.

Castlevania: Symphony of the Night

Pocos videojuegos han ocultado más secretos que Castlevania: Symphony of the Night, el mejor título de la saga y que premiaba la exploración. Utilizando un objeto concreto en un momento determinado podíamos acceder al castillo de Dráculo invertido, en el que no solo caminamos por el techo, sino que encontramos ítems únicos.

Super Mario World

Todos los títulos de la saga Super Mario han escondido decenas de secretos y salas ocultas, pero en Super Mario World teníamos algo mucho más especial. Si conseguíamos acceder a determinados portales nos transportábamos al Mundo Estrella, donde encontraríamos misiones muy difíciles y tremendamente escondidas.

Duke Nukem 3D

Hay pocos videojuegos más locos que Duke Nukem 3D, y no solo lo decimos por la historia principal. En este título si realizabas unas acciones determinadas acababas llegando al Área 51, donde no solo descubrías la existencia de extraterrestres reales, sino que debías enfrentarte y matar a la Reina Alienígena.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater

El bueno de Naked Snake se olvidaba de sus habilidades de sigilo en su pesadilla en la tercera entrega de Metal Gear Solid (no está disponible en la versión HD) y se equipaba con dos cuchillas largas como espadas. ¿Su objetivo? Acabar con hordas y hordas de enemigos que parecen salidos de una película de terror.

Mortal Kombat 2

Incluso algunos videojuegos de lucha tienen peleas secretas. En la fase del hoyo de Mortal Kombat 2, si lograbas una victoria doble perfecta, sin bloquear y ejecutando un fatalitie desbloqueabas el combate contra Reptile, un personaje que parece una mezcla verdosa entre Scorpion y Sub-Zero pero al que le asoma una boca reptiliana bajo sus ropajes.

Cerrar