Los padres de los videojuegos

A pesar de que desarrollar un videojuego es una cuestión, lógicamente, de un equipo entero, las ideas son fundamentales. Ideas que, como en cualquier otra disciplina creativa, nacen de una mente en concreto. Es por eso que, por regla general, detrás de todo gran juego, principalmente de aquellos más innovadores, casi siempre encontramos un autor especialmente talentoso y con ganas de cambiar las cosas. En AlfaBetaJuega hemos decidido que era un buen momento para recordar a algunos profesionales que, si bien no son tan famosos como los actores de cine o las estrellas del deporte, tanto han influido en nuestros ratos de ocio.

Toru Iwatani

A pesar de no ser especialmente conocido fuera de Japón, Iwatani tiene el honor de haber sido el padre del que, posiblemente, sea el mayor ícono del mundo de los videojuegos: Pac-Man. Un personaje al que dio vida allá por 1980, apenas tres años después de fundar la compañía Namco. El resto es historia. Curiosamente, y pese a haber colaborado en otros títulos posteriores, ninguno de ellos logró hacer sombra a su mítico “comecocos”. En los últimos años, Iwatani ha trabajado en importantes puestos dentro de Namco y, después, dando clases como docente en Osaka.

Shigeru Miyamoto

A punto de cumplir sesenta años, Miyamoto es uno de los personajes más conocidos y admirados dentro del sector. Tanto por su simpatía como por haber creado series imprescindibles en la historia de Nintendo, como Donkey Kong, Mario, Zelda o Star Fox. Con semejante currículum sobran las presentaciones, y resulta lógico que el creativo japonés haya sido considerado por muchos como el desarrollador más importante de todos los tiempos. Sobre todo teniendo en cuenta lo innovadores que han sido siempre sus títulos, y sin necesidad de que estos fuesen especialmente violentos.

Alekséi Pázhitnov

Este ruso, de apellido impronunciable, desarrolló el archiconocido Tetris allá por 1984. Y con él daría forma a un género entero, el de los puzles. Lo curioso es que Pázhitnov creó el juego mientras trabajaba para el gobierno comunista de la URSS, por lo que fue esta quien se encargó de distribuirlo y de tener los derechos sobre el juego durante muchos años. Tetris es, a pesar de tratarse de título de habilidad, uno de los nombres más famosos del mundo del ocio electrónico, tanto entre los jugadores experimentados como para quienes apenas conocen el sector.

John Carmack

Aunque el nombre de John Carmack siempre ha estado ligado al del clásico Doom, este prodigio de la informática norteamericano es bastante más que eso, empezando por ser uno de los mejores creadores de motores gráficos del mundo. Su genialidad le viene desde muy joven, pero fue en 1993 cuando el shooter Doom, ideado junto a John Romero, sacudió con fuerza el mundo de los videojuegos. Aún así, el cofundador de iD Software también es responsables de otros juegos considerados como “los padres de los títulos de acción de hoy día”, como Wolfenstein 3D o Quake. Actualmente Carmack trabaja en la cuarta parte de Doom, después de haber terminado recientemente el desarrollo del infravalorado shooter Rage.

Peter Molyneux

Molyneux es, probablemente, el creador de videojuegos más ambicioso de la historia. En su trayectoria no solamente encontramos títulos muy innovadores, sino también programas que han puesto a los jugadores en la piel de auténticos “jefes” de diversa índole. No en vano mucha gente ha asegurado que en los juegos del autor británico uno juega “a ser Dios”. En su currículum sobresalen nombres tan importantes del género de la estrategia como Theme Park, Populous o Syndicate. Igualmente, Molyneux siempre ha sobresalido por su carácter inquieto: en 1997 abandonó su estudio de siempre, Bullfrog, y actualmente ha hecho lo mismo con Lionhead, después de trabajar bastantes años en la conocida serie de rol Fable.

Warren Spector

Fue allá por el año 2000 cuando, después de una dilatada carrera profesional como desarrollador, Warren Spector creará Deus Ex, uno de los lanzamientos más importantes de la historia, que además tuvo una excelente continuación el año pasado. Spector, considerado para algunos como el Ridley Scott de los videojuegos, ha trabajado también en otras obras de carácter cyberpunk como System Shock, siempre innovando en un género tan complicado como es el rol. Hace no demasiado sorprendió participando en el curioso Epic Mickey, de Wii.

Hideo Kojima

Este japonés, famoso tanto por su talento como por su excentricidad, ha ganado multitud de premios en los últimos años, y ha sido considerado por la crítica especializada como uno de los más influyentes desarrolladores de videojuegos modernos, si no el que más. Y gran parte de culpa la tiene, cómo no, la saga Metal Gear. Aún así, Kojima también es el máximo responsable de otros juegos de culto, como Zone of the Enders o el increíble Snatcher, uno de los mejores juegos cyberpunk que se han realizado nunca.

David Cage

Muy crítico con el estado actual por el que pasa la industria, David Cage es uno de los creativos más importantes de la actualidad, y uno de los que más ha intentado modernizar los videojuegos y darles un enfoque adulto. Algo que ya se vio en su primer juego de renombre, Fahrenheit, una de las aventuras gráficas más alabadas de PlayStation 2, pero que se explotó especialmente en el thriller Heavy Rain. Además de diseñador de juegos, Cage es músico profesional y guionista, lo que explica en parte el aspecto cinematográfico que da a todas sus obras.

Tomonobu Itagaki

O lo adoras o le odias, pero Itagaki no suele dejar indiferente a nadie. Para muchos es uno de los mayores talentos de la industria, mientras que para otros se trata de un personaje que se vende a sí mismo a base de cazadoras de cuero, katanas y actitudes descaradamente lascivas. En cualquier caso, Itagaki pasará a la historia por ser el responsable de la serie Dead or Alive, así como del gran Ninja Gaiden de 2004. Actualmente, y después de abandonar de mala manera Tecmo y el Team Ninja, trabajan en un nuevo título del que no se sabe demasiado, Devil’s Third.

Hironobu Sakaguchi

Máximo responsable de la exitosa y representativa serie de rol Final Fantasy, Sakaguchi ha participado de una forma u otra también en grandes lanzamientos como Chrono Trigger o Parasite Eve. En la mayoría de los casos como productor. En 2001, el autor japonés fundó su propia compañía, Mistwalker, con la que ha lanzado juegos como Blue Dragon, Lost Oddysey o Away: Shuffle Dungeon. Este mismo año ha visto la luz en nuestro país The Last Story, un juego de rol que Sakaguchi ha dirigido personalmente. Al igual que otros autores como Cage o Molyneux, también se ha mostrado bastante crítico con la creatividad de la industria durante la última generación.

 

Enrique Luque

Publicaciones relacionadas

Cerrar