Los peores shooters en primera persona de la historia

Los peores shooters en primera persona

Si esta octava generación de consolas se ha convertido en la reina de los sandbox, la séptima fue la de los shooters en primera persona. Nacido como un género de éxito de PC, los FPS pronto encontraron su espacio en las consolas y normalizaron su presencia gracias a juegos tan increíbles como Halo. Sin embargo no todos los juegos de un género pueden salir bien y lo que hoy tenemos para ti es la mejor prueba de ello.

Y es que en este breve reportaje queremos acercarte algunos de los peores shooters en primera persona que hemos tenido el placer de sufrir durante los últimos años. Estas son nuestras particulares propuestas con las que, por supuesto, puedes no estar de acuerdo. Es por ello que te recomendamos dejarnos tus impresiones y los videojuegos que añadirías tú a esta lista de FPS de baja calidad.

Rambo: The Video Game

Enmarcado concretamente en el subgénero shooter-on-rails, Rambo: The Video Game fue el juego más gracioso de 2014, aunque eso no fuera lo que pretendía. La adaptación de la película de Stallone resultó ser un auténtico desastre prácticamente injugable por sus pésimas mecánicas y por un apartado gráfico sacado de la prehistoria.

Conflict: Denied Ops

Normalmente es atractivo ver cómo los shooters en primera persona se atreven con argumentos maduros, como hablar del panorama político actual. Normalmente… Conflict: Denied Ops lo hacía, pero de un modo carente de interés. A ello cabe añadir un apartado visual deficiente, una inteligencia artificial pobre y unas misiones largas y repetitivas que no favorecían a hacer de él un juego divertido.

Blackwater

Un shooter en primera persona debe cuidar muchísimos detalles, aunque el más importante, como es evidente, es el apuntado, pues al fin y al cabo vamos a estar muchas horas disparando a todo lo que se nos ponga por delante en pantalla. Blackwater no dio con la tecla y puso a disposición del jugador una mira móvil que se desplazaba lenta y tediosamente.

Legendary

No todos los shooters en primera persona tienen que estar ambientados en conflictos bélicos, ya sean históricos o ficticios. Es el caso de Legendary, que nos presentaba una divertida mezcla entre mitología con hombres lobo y acción a mansalva. Sin embargo jugablemente no ofrecía lo que se esperaba de él y contaba con un online con un único modo de juego en el que, para colmo, no jugaba nadie.

Terminator 3: War of the Machines

Las traslaciones del mundo del cine al del videojuego nunca han sido demasiado exitosas. No obstante, Terminator había contado con algunas obras de mucha calidad. Terminator 3: War of the Machines no es una de ellas. Lanzado en PC, este juego demuestra a la perfección que llevar un nombre que garantice éxito no significa que el título vaya a ser bueno.

You Are Empty

Con una interesante ambientación postapocalíptica, You Are Empty nos presentaba una Unión Soviética afectada por una extraña infección que había hecho mutar a sus habitantes. Lamentablemente esas mutaciones eran más ridículas que otra cosa (aunque esa no fuera la intención del juego). Para colmo, You Are Empty hacía gala de un sinfín de bugs que lastraban todavía más la experiencia.

Aliens: Colonial Marines

Si un videojuego basado en una saga cinematográfica se la ha pegado en los últimos tiempos ese ha sido Aliens: Colonial Marines. Prometía continuar con la historia de la franquicia y fue una enorme decepción. Nadie se esperaba que un videojuego de Alien dejara de lado la atmósfera tensa y sobrecogedora y apostara por los tiroteos a cascoporro. Sus números comerciales son el reflejo de lo que fue el juego: un fracaso.

Publicaciones relacionadas

Cerrar