Los peores videojuegos de zombis de los últimos tiempos

Los peores videojuegos de zombis de los últimos tiempos

La pasada generación de consolas tuvo una gran ausencia: el terror. Uno de los géneros por excelencia de la historia de los videojuegos vivió sus horas más bajas y en muchos años, prácticamente, solo fuimos sorprendidos por Dead Space. Sin embargo lo que nunca pasa de moda son los zombis, que tanto en el cine como en el ocio electrónico encuentran cabida fácilmente.

Ante tanta producción de videojuegos de zombis, obviamente, hay un punto negativo: muchos de los juegos son nefastos. Hoy, en ese sentido, te presentamos algunos de los peores juegos de zombis que hemos tenido la desgracia de conocer durante los últimos tiempos. Esos juegos que si los juegas durante mucho tiempo te convierten en zombi incluso a ti. ¿Cuáles son los peores que has jugado tú?

The Walking Dead: Survival Instinct

La licencia The Walking Dead ha traspasado la frontera del cómic y se ha convertido en una serie televisiva de éxito y en una franquicia de videojuegos magnífica de la mano de Telltale Games. Pero Survival Instinct no está a ese nivel. Esta aventura protagonizada por Daryl Dixon consiste, básicamente, en conseguir combustible en escenarios que se repiten hasta la saciedad.

Umbrella Corps

La saga Resident Evil había tenido entregas por debajo de lo esperado por los fans en los últimos años, pero Umbrella Corps se lleva la palma. Se trata de un título online en el que distintos jugadores deben batirse en los escenarios para conseguir un determinado objetivo antes de que llegue el resto. Los zombis característicos de la saga toman aquí un papel testimonial.

Land of the Dead: Road to Fiddler’s Green

Las adaptaciones cinematográficas de videojuegos no suelen salir bien, pero a la inversa tampoco funcionan. La tierra de los muertos vivientes llegó al videojuego bajo el título Land of the Dead: Road to Fiddler’s Green, un juego en el que se tarda más en pronunciar su nombre que en pasárselo. Mal hecho, aburrido, ridículamente corto y con un final de lo más sorprendente… para mal.

Burn Zombie Burn!

Este título hack and slash nos ponía en la piel de un superviviente que, sencillamente, debe acabar con todo zombi que se le pase por delante de las narices. Su estética simpática no ayuda a crear tensión ni a que los zombis nos parezcan más terroríficos. Eso por no hablar de su gameplay, repetitivo y, por tanto, aburrido a las pocas horas de juego.

Fort Zombie

Fort Zombie es el colmo de la originalidad. Estás en una localización y debes protegerla con trampas, obstáculos, torretas y todo elemento de defensa que se te ocurra. Los enemigos, por supuesto, son infinitas oleadas de zombis peor hechos que los de las películas de la época de los Lumière. A no ser que te apetezca pasar un mal rato, evítalo a toda costa.

Goat Simulator: GoatZ

¿Creías que no había nada más estúpido que Goat Simulator, el juego en el que controlas a una cabra que va sembrando el caos allá por donde pasa? Te equivocabas, pues el videojuego cuenta con una expansión en la que el mundo de Goat Simulator se llena de zombis, a los que ahora también podemos embestir. Loco y ridículo como pocos hemos podido ver.
 

Cerrar