Los personajes DPS más fuertes que puedes hacer

Se puede ser bueno y se puede, como Lobezno, ser el mejor en lo que se hace. En los juegos que permiten la personalización de personajes y habilidades, y que cuentan con clases que se prestan a la confección de una build de tipo DPS, es decir, personajes que causan gran daño por segundo, siempre hay usuario que exprimen el sistema al máximo para sacar hasta la última gota de partido. Y generalmente, se les termina yendo de las manos.

Algunas de estas builds, si se usan contra la CPU, pase. Pero si se emplean contra otro usuario en juego competitivo, estamos hablando de una clara violación de los derechos humanos por lo injusta que resulta su habilidad. En ocasiones, hasta los propios desarrolladores han tenido que tomar cartas en el asunto.

PCGamer celebra aquellas builds de personajes DPS que en muchos casos no llegaron a ofender a los mismísimos creadores pero que a punto estuvieron. Verdaderas máquinas de matar que se confeccionaron en juegos como The Elder Scrolls V: Skyrim, Diablo 3, World of Warcraft o The Witcher 3, y cuya sola presencia es motivo para salir corriendo en dirección opuesta lo más rápido posible. Toma nota:

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El arquero de Skyrim que ralentiza el tiempo: El grito que permite hacer que el tiemplo fluye despacio es alrededor de lo que gira esta build. El Amuleto de Talos lo extiende un 20%. Visitar un Templo de Talos, un 40%. A través de anillos encantados y pociones, puede llegar a extenderse más de 1 minuto, más de lo que tarda el grito en enfriarse. Combinado con Conjuración silenciosa, Sigilo y encantamientos para la habilidad de Arquería en cada pieza de equipo, el resultado es un dios de la muerte.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El alquimista de combate de The Witcher 3: 36 punto en Combate y 38 en Alquimia te hacen un coloso capaz de aumentarte todo lo aumentable para que tus golpes sean críticos y conseguir causar 120.000 puntos de daño de un solo impacto a nivel 80, como asegura el youtuber Ditronus.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El paladín de World of Warcraft al que Bethesda cortó las alas: Tres horas y tres dagas rotas es lo que costó hacer que un paladín se convirtiera en una “bomba de Expiación” gracias a un exploit por el la desarrolladora tuvo que tomar cartas en el asunto.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El paladín con martillo de Diablo 2: La habilidad Martillo Bendito del juego de Blizzard dio un plus a los ya de por sí desequilibrados Paladines, dando pie a lo que se conoció como “Hammerdin” (del inglés “Hammer”, martillo, y paladín). La gracia estaba en el uso de la Palabra Rúnica Enigma, que permite teleportarse a donde están los enemigos y apalearles con un daño terrorífico.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El salvador de Borderlands 2: Con la habilidad de poder llevar dos armas cuya munición se regenera constantemente, y además gozar de un aumento de la defensa, el Salvador es una clase de Borderlands 2 que es casi imparable si se equipa con las armas adecuadas. Por ejemplo la pistola Grog Nozzle, que cura al salvador un 65% del daño que causa y una Unkempt Harold de doble penetración. Si se corona con el talento Yippie Ki Yay, puedes estar disparando y curándote contínuamente.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El caballero dragón vampiro mágico de The Elder Scrolls Online: Un caballero dragón centrado en la habilidad Magicka tiene un chollo en ser un vampiro. Es a la vez un tanque y un DPS, y con la ventaja de contar con la habilidad de mandar una bandada de murciélagos que te curen con cada golpe asestado y con un ataque en zona de melée que causa daño de fuego, esto junto a una pasiva que regenera salud, magicka y resistencia. Y aún mejor si llevas el set de Guardia de Dragon Akaviri que reducie el coste del ultimate un 15%.

 

<

div class=»media_embed» height=»364px» width=»602px»>

 

El nigromante Inarius de Diablo 3: La clase de nigromante se introdujo en Diablo 3 el pasado mes de junio, pero ya ha tenido tiempo de ser explotada con una build que cada pocas semanas ha de reinventarse a sí misma porque está tan rota que cada poco se le saca más partido. La de la Gracia de Inarius, ahora mismo la más potente, se centra en el set de la Armadura de Hueso, que inflige un 750% del daño del arma a los enemigos y puede llegar a aumentar este daño hasta en un 2750%. Junto con el uso de la Cimitarra Maldita y un bono de reducción del daño, complementado todo ello con las habilidades más convenientes hacen que hasta que Blizzard lo arregle, el nigromante sea una deidad entre insectos.

¿Has usado alguna de ellas?

Cerrar