Los personajes más gore de los videojuegos

Los personajes más gore de los videojuegos

Muchos aficionados al mundo de los videojuegos disfrutan con una buena historia o deciden pasar un rato divertido con un colorido y simpático juego. Pero también hay otros tantos que lo que quieren es descargar adrenalina y, por supuesto, los desarrolladores están dispuestos a cumplir sus deseos, por lo que tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de títulos muy sanguinolentos.

En este sentido, hoy hemos querido acercarte algunos personajes míticos (y otros que se han incorporado recientemente a este selecto grupo) de los videojuegos que se caracterizan por estar rodeados siempre de sangre, por lo que podríamos considerarlos personajes muy gore. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas en la siguiente lista y te invitamos a que tú nos dejes las tuyas en los comentarios.

Kratos (God of War)

Si hay un personaje que merece ser considerado el más gore ese es, sin duda alguna, Kratos, el protagonista de la saga God of War. El semidiós ha hecho de la brutalidad y la venganza su forma de vida, de modo que va con rabia por el mundo despedazando a todos sus enemigos. No le vale con matar, no. Debe hacerlo de la manera más bestial y sádica posible, pues es su forma de ser.

Damas del bosque (The Witcher 3: Wild Hunt)

Aunque de entrada pueda parecer una elección curiosa, tiene su sentido. Las Damas del bosque de The Witcher 3 son poderosas y antiquísimas brujas que se alimentan de la sangre de otros seres vivos, hasta el punto de que llegamos a verlas en acción en uno de sus satánicos y sanguinolentos rituales. Son unos de los personajes más terroríficos con los que nos hemos cruzado en los últimos años.

Marcus Fenix (Gears of War)

El bueno de Marcus Fenix y toda su panda ha tenido que enfrentarse a todo tipo de peligros. Él no lo buscó, pero no le dejaron más opción que ser salvaje y sanguinolento. Su parte más gore la encontramos en su querido Lancer, ese fusil de asalto con motosierra incorporada que le sirve tanto para agujerear a balazos a los Locust, como para partirles por la mitad si se le acercan más de la cuenta.

Jack Baker (Resident Evil 7)

Resident Evil 7 acaba de aterrizar y ya nos ha dejado momentos míticos dentro de la saga de terror de Capcom. Uno de los principales culpables es Jack Baker, el padre de familia que nos hará la vida imposible. Tenemos varios enfrentamientos contra él, a cada cual más desagradable que el anterior en cuestiones de sangre y vísceras. Este hombre, que no deja de regenerarse, es una fuente inagotable de sangre.

Cazador (Bloodborne)

El propio título del juego deja claro por dónde van los tiros. En Bloodborne encarnamos a un Cazador, un individuo cuyo objetivo es acabar con todas las bestias que han salido a atemorizar a la gente en esta terrible noche de cacería. Nuestro atuendo se va llenando de sangre conforme vamos acabando con estos terroríficos monstruos inspirados en la obra de H. P. Lovecraft, aunque la sangre es más dantesca que lovecraftiana.

Trevor Philips (Grand Theft Auto V)

Una de las novedades de Grand Theft Auto V era la posibilidad de controlar a tres personajes diferentes. Franklin y Michael tenían lo suyo, pero lo de Trevor era otro mundo. A la ya clásica escena de la tortura cabe añadir lo mal de la cabeza que está. Incluso protagoniza misiones secundarias cuyo fin es matar de forma despiadada y sanguinolenta a todo aquel que ose cruzarse en su camino.

Alma (F.E.A.R.)

Pocos niños han conseguido producirnos una sensación tan terrorífica en un videojuego como Alma, de la saga F.E.A.R. La inteligencia artificial de los enemigos no era lo único impresionante de la franquicia, sino que la constante presencia de Alma dejando un reguero de sangre a su paso era sencillamente sobrecogedor. Jamás olvidaremos esas estancias plagadas de color rojo ni a esa maldita cría.

Publicaciones relacionadas

Cerrar