Los personajes más "rotos" de la historia del videojuego

Sabemos que los buenos desafíos «pican» y ayudan a querer superarse dándolo todo; pero hay veces en las que lo que más apetece es disfrutar de algo fácil, desquitarse un poco y liberar tensiones sin que te lo pongan demasiado difícil. De hecho, estas veces son perfectas para descargar un poco de adrenalina.

Pero hoy no vamos a centrarnos en eso de desquitarse, sino en personajes que ayudan a ello. Hemos recopilado varios nombres pertenecientes a los personajes más «rotos» de la historia del videojuego. Individuos que podrían plantar cara al ejército más poderoso del mundo y dejarlo reducido a nada en cuestión de minutos y sin apenas un rasguño.

Estamos seguros de que todos os resultarán familiares, y también de que seguramente tengáis algún otro candidato que os hiciera sentir auténticos dioses a los mandos. Hay muchos personajes con un poder tan inmenso que lo hacen todo facilísimo, pero aquí recogemos a los mejores.

 

Akuma – Street Fighter

El demonio más peligroso de todo Street Fighter, el jefe sorpresa de aquella lejana edición Turbo. Akuma es uno de los personajes más «rotos» que hemos conocido. Es más fuerte, más rápido, puede lanzar proyectiles desde el aire y encima su ataque especial «Demon Raging Blast» es capaz de acabar con cualquiera de un plumazo.

 

Sefirot – Final Fantasy

ç

El hombre con una espada que casi le duplica en tamaño. Sefirot es el gran enemigo de Final Fantasy VII y uno de los mayores iconos de toda la franquicia. Cuando puedes manejarlo en el título de rol, acaba con los enemigos en un suspiro gracias a sus magias y ataques. En cualquier juego en el que aparece, es sinónimo de destrucción fácil.

 

Arceus – Pokémon

La divinidad Pokémon es, incuestionablemente, una de las criaturas más difíciles de tumbar. Él fue el primer Pokémon de todos y el encargado de crear ese mundo de fantasía que conocemos, lo que le confiere unas estadísticas fuera de lo normal y el don de adquirir cualquier tipo que se desee con tan solo equiparle un objeto. Es una «bestia parda».

 

Bayonetta – Bayonetta

La Bruja de Umbra puede con lo que le echen y sin perder ni un ápice de calidad en su peinado. Las cadenas de golpes que puedes liberar usando tan solo un par de botones son toda una bestialidad. Tanta, que no hay ángel, demonio ni dios que pueda hacerle frente. Es algo totalmente disfrutable, y es que el poder siempre lo hace todo un poquito más divertido.

 

Doomguy – DOOM

Disparas, corres y desmembras a todo lo que se te cruce con una facilidad que da hasta miedo. En DOOM tú no tienes miedo, ¡los que deben tenerlo son todos tus enemigos! Manejas a un personaje que es capaz de hacer que el mismísimo infierno tema por su futuro, así que puedes imaginar hasta qué punto este tipo metido en armadura es poderoso o no.

 

Kratos – God of War

Un espartano traicionado por los Dioses del Olimpo que decide tomarse una cruel y merecida venganza. Aunque Kratos ahora va a volver mucho más maduro y aparentemente sereno, su pasado es el que es, y la de horas que nos ha dejado reventando a dioses de las formas más sanguinarias y cruentas posibles es algo que jamás se nos va a olvidar. Imparable e imposible de superar.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar