Los Pokémon más prescindibles

Los Pokémon más prescindibles

A lo largo de sus veinte años de historia Pokémon ha ido sumando centenares de monstruos de bolsillo coleccionables a la Pokédex. Algunos son rápidos, otros poderosos, otros evasivos y otros… bueno, digamos que son prescindibles. Las nuevas generaciones han incorporado criaturas que, de una y otra forma, tienen alguna utilidad, pero otras son sencillamente inutilizables.

Es precisamente por ello que hoy queremos traerte una pequeña lista con algunos de los Pokémon que, a nuestro juicio, son más prescindibles, por decirlo de una forma fina. Estas criaturas son tan útiles en combate como una piedra, aunque tal vez una pedrada haría más daño que ellos. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas esperando a que nos apuntes las tuyas en la caja de comentarios.

Magikarp

El Pokémon prescindible por excelencia es Magikarp, un pez incapaz de hacer nada más que revolcarse por el suelo sin conseguir hacer ningún daño al enemigo. Cuando aprende placaje tampoco es que ganemos demasiado, pues sus estadísticas de ataque físico son muy bajas. Solo lo soportamos porque queremos conseguir al dichoso Gyarados.

Metapod

Están los Pokémon defensivos y después está Metapod. Cuántas veces nos habremos topado con un Metapod de un entrenador que no paraba de usar movimientos para aumentar su defensa y nos ha tocado… la moral. Y es que al final entre tanta habilidad defensiva y sus estadísticas originales es casi imposible quitarle vida. En ataque es un cero a la izquierda, eso sí.

Abra

Ya quieras capturarlo o subirlo de nivel, Abra es un infierno. En el primero de los casos tendrás que acertar la Pokéball a la primera o huirá del combate al instante. En el segundo no podrás sacarlo nunca al campo de batalla, pues además de tener una defensa física extremadamente baja tampoco dispone de ningún ataque que pueda hacer un mínimo daño al rival. Hay que tirar de repartir experiencia.

Unown

En un primer momento los Unown se nos presentaron como si fueran algo legendario y extraordinario, pero después comprobamos que aparte de extraños eran muy debiluchos. Tal vez en grupo pudieran hacer algo, pero individualmente se trata de Pokémon increíblemente prescindibles, pues no saben hacer grandes cosas.

Jigglypuff

Sí, todos alguna vez hemos pensado que Jigglypuff es muy mono con esa voz angelical que usa para cantar y poner a su favor a los monstruos de bolsillo oponentes. No obstante, más allá de eso esta criatura no tiene ninguna estadística que lo haga destacar ni tampoco es determinante en un combate, más allá de poder molestar al rival en un momento determinado.

Pichu

En algún momento había que hacer caer en gracia las preevoluciones y Pichu fue el elegido. Pikachu era el favorito de todo y hacer una versión más pequeña y cuca suya era el movimiento adecuado por parte de Game Freak. Sin embargo se trata de un Pokémon debilucho, sin nada destacable y que no gana utilidad hasta que evoluciona a la criatura que siempre debió ser.

Ditto

Si te dicen que puedes tener un Pokémon capaz de transformarse en cualquier otro seguro que te entrará por los ojos. Sin embargo, Ditto solo puede convertirse en el Pokémon contra el que está combatiendo, por lo que rara vez logra tener ventaja en combate. Ditto es más bien usado para la crianza Pokémon, donde sí logra tener alguna utilidad.

Cosmog

Tras haber realizado su debut en Pokémon Sol y Luna, el misterioso Cosmog ha desvelado su escasa utilidad en combate. Lylia no le hace combatir, lo cual es una buena elección. Y es que este aprendiz de Abra y Magikarp solo puede teletransportarse o utilizar salpicadura. Sea cual sea el movimiento que utilices, poco vas a conseguir en combate con Nebulilla.

Cerrar