Los restaurantes con personal robótico son el negocio de moda en China

¿Qué dirían Ferrán Adriá o Karlos Arguiñano si un día entrasen por la puerta de sus restaurantes y vieran que han sido sustituidos por robots? Si esta fuera su peor pesadilla y viviesen en China se llevarían un buen susto, ya que parece que últimamente se estila el abrir restaurantes operados por autómatas, donde pequeños robots humanoides conviven en la jornada laboral con cocineros y maitres de carne y hueso haciendo las veces de camareros y ayudantes de cocina. El último en abrir ha sido Wall.e, y no es que el robot de Pixar se haya hecho emprendedor, es que la frontera que separa el marketing y los derechos de autor ya sabéis que es muy difusa por aquellos lares.

En Wall.e, situado en Heifei, provincia de Anhui, podremos encontrar esta tropa cibernética dispuesta a calmarnos la gazuza y hacer buenos los 10.000 dólares que cuesta cada uno de ellos. Aunque buena parte de ellos se encarga de atender las mesas, los hay como el que veréis en la imagen destinado a realizar tareas de ayuda en la cocina. Gizmodo nos enseña con qué van a tener que lidiar Gordon Ramsay y Alberto Chicote en el futuro, lo que no sabemos es cómo encajarían estos androides las broncas de los chefs. ¿Cómo veis la próxima cena de empresa en uno de estos?

Publicaciones relacionadas

Cerrar