Los Reyes Magos del videojuego

¡Ya vienen los Reyes! Seguro que estaréis deseando abrir los regalos deseando que bajo el envoltorio se encuentre el videojuego que estábais esperando. Y seguro que durante muchas navidades habéis vivido este proceso con emoción. La ilusión de un niño se queda en el interior de muchos durante años.

Pero no todos los regalos que nos han ilusionado durante estos años han sido obra de Melchor, Gaspar y Baltasar. Los verdaderos Reyes del videojuego son los creadores que los han llevado a cabo. Las mentes que con sus esfuerzos nos han sorprendido una y otra vez acercándonos sus productos a nuestras casas y haciéndonos disfrutar con sus trabajos.

Por ello, hemos querido rendir un particular homenaje a diez de los creadores más importantes del sector. Son muchos, y seguro que grandes artistas se han quedado fuera de la lista, pero para nosotros estos son algunos de los diez reyes más importantes del ocio electrónico.

 

Ken Levine

En esta generación de consolas que está a punto de terminar ha nacido una de las sagas más apasionantes de los últimos años: Bioshock. El responsable de que los Big Daddy, las Little Sister y la carismática Elizabeth sean todo un estandarte en el mundo del ocio electrónico es Ken Levine, todo un visionario que plasma sus ideas en universos mágicos.

La ciudad submarina Rapture y Columbia, la urbe situada en el cielo, son todo un ejercicio de belleza. Resulta tan incomprensible como elegante que dos ambientaciones tan opuestas guarden tantos elementos en común. A Levine le gusta tratar temas escabrosos, como los bandos políticos o teorías como la de los universos paralelos para hacer reflexionar a quienes se encuentran a los mandos. Es capaz de obtener de manera fabulosa la atención del jugador hasta hacerle dudar de lo que está viendo y buscar en la red el punto de vista de otros usuarios para debatir estas hipótesis. Este debate generalizado que provoca en cada uno de sus juegos es, cuanto menos, todo un éxito.

Además de Bioshock y Bioshock Infinite (Levine fue el principal responsable del desarrollo de Bioshock 2, este creador neoyorquino con orígenes judíos ha trabajado en otros títulos como Thief: The Dark Project, System Shock 2 o Freedom Force.

 

Shigeru Miyamoto

Qué podemos decir del gran Shigeru Miyamoto que no se haya dicho ya. El reconocimiento a la obra de Miyamoto es mundial y queda fuera de toda duda. Incluso los altos cargos de la cultura de nuestro país le rindiieron pleitesía otorgándole el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el año 2012.

A él le debemos que los videojuegos ocupen en la sociedad el lugar tan importante que ocupa actualmente. Sin una mente como la suya quizás a día de hoy el sector no habría evolucionado tanto como lo ha hecho. Con decir que es el responsable de sagas como Super Mario, Donkey Kong, The Legend of Zelda, F-Zero o Star Fox, el resto de palabras sobran para determinar lo que Miyamoto ha hecho por esta industria.

Lleva en Nintendo desde el año 1977, compañía en la que entró con tan sólo 25 años. Desde entonces, sólo ha dado alegrías a los fieles usuarios de las diferentes plataformas de la empresa nipona. Actualmente, dirige la subsidiaria Nintendo Entertainment Analysis and Development. Aunque ya no se dedica al 100% a la creación de videojuegos, los títulos que publica la compañía tienen ese sello que inevitablemente recuerda a quien ha estado detrás de los grandes trabajos de la franquicia en los últimos treinta y cinco años.

Peter Molyneux

Peter Molyneux es uno de esos casos. Un creador que amas o que odias. Que admiras por su talento y creatividad o que detestas por su arrogancia. Pero como dicen, lo bueno es que hablen de ti, ya sea positiva o negativamente. De lo contrario, significa que no estás haciendo absolutamente nada. Y en este aspecto, Molyneux es un genio.

Además de levantar polémica con cada declaración, este programador nacido en el Reino Unido en el año 1959 tiene en su currículum un amplio número de títulos importantes, que han revolucionado de una forma u otra el sector. Molyneux tiene especial predilección por hacer que el jugador se sienta un Dios, y eso lo ha reflejado en obras como Black & White, Popolous, Theme Park, Theme Hospital o la saga Fable. Sin obviar otros títulos como Dungeon Keeper o Syndicate.

Su último experimento también levantó bastante revuelo. Molyneux hizo un experimento social con Curiosity, un cubo con millones de capas que los jugadores tenían que eliminar una a una. Nadie sabía el premio hasta el último golpe y sólo hubo un ganador. La recompensa, trabajar en Godus, el nuevo proyecto del singular creador. Molyneux, genio y figura.

 

John Carmack

De John Carmack se podría decir que es el principal artífice de que los shooter en primera persona, tan de moda en estos últimos años, sean como los conocemos en la actualidad. En el año 1991, con tan solo 21 años de edad, co-fundó id Software, donde creó las primeras e inolvidables sagas del mencionado género: Doom, Quake y Wolfenstein 3D.

Bien es cierto que en los últimos tiempos su contribución al mundo de los videojuegos es más bien testimonial. Recientemente ha trabajado en R.A.G.E, un FPS de mundo abierto que pasó con más pena que gloria a pesar de ser un título de lo más cumplidor. Actualmente, se encontraba inmerso en el desarrollo de Doom 4 y colaborando como programador en The Evil Within, el nuevo proyecto de Shinji Mikami, hasta que dejó la compañía hace unos días tras muchos años en ella.

Ahora sus principales esfuerzos los está centrando en las gafas de Realidad Virtual Oculus Rift, motivo por el cuál ha abandonado id Software. Un producto que si bien todavía está en pañales, será un elemento muy importante en el futuro de los videojuegos.

Hideo Kojima

Hideo Kojima es otro de esos Reyes que consiguen que suba el pan cada vez que tiene un micrófono delante. Sus declaraciones nunca pasan por alto. Sus detractores no le perdonan que lleve diez años diciendo que no hará ningún Metal Gear nunca más y continúe haciéndolos en la actualidad.

Pero el trabajo de Kojima no se queda sólo en las aventuras de Solid Snake, Big Boss, Raiden y compañía. Aunque la saga de espionaje es con diferencia la más popular de sus creaciones y la que más seguidores arrastra, el creador nipón tiene en su haber franquicias como Zone of the Enders, Boktai o los clásicos Snatcher y Policenauts. También tiene aficiones de lo más peculiares, como publicar constantemente fotos en Twitter de la comida que se va a meter entre pecho y espalda.

Su próximo proyecto es, como no podía ser de otra manera, Metal Gear Solid V. A Kojima le gusta innovar, y algo así va a hacer en la nueva entrega de la serie de espionaje. El próximo mes de marzo llegará, a modo de prólogo Ground Zeroes. Una especie de episodio piloto que servirá de aperitivo a The Phantom Pain, donde se desglosará por completo la nueva iteración que pretende ofrecer un estilo de juego diferente, basándose en un mundo abierto.

 

Dan Houser

Aunque de pequeño soñaba con ser una estrella del rock, Dan Houser junto con su hermano Sam decidió fundar un estudio de videojuegos llamado Rockstar Games. Bajo un nombre que le servía como desquite para su sueño fundado, creó una de las compañías que más han revolucionado la industria, y una de las sagas más exitosas de la historia.

En su haber tiene el ser uno de los máximos responsables de la franquicia Grand Theft Auto. Además de productor, Dan es el responsable principal del guion de todos los juegos de la tan polémica como adorada serie. Y es que de su cabeza han salido multitud de situaciones con las que tomos hemos disfrutado por las ciudades de Los Santos o Liberty City. Y por supuesto, gracias a él existe Trevor Phillips, algo que hay que agradecerle durante toda la eternidad.

Además de Grand Theft Auto, también es el principal responsable de otros títulos no menos importantes, como Bully (aká Canis Canem Edit), Max Payne 3 o el majestuoso Red Dead Redemption. Todos con el denominador común del inconfundible sello Rockstar. Menos mal que cesó en su idea de querer ser músico, ¡Lo que nos habríamos perdido!

Jenova Chen

Estamos ante uno de los creadores más emergentes del panorama del videojuego, y por ello hay que tenerle tan en consideración como a los grandes nombres ya asentados en sus tronos de reyes. Jenova Chen tiene algo especial, y es que con sus obras es capaz de expreser y hacer sentir una montaña de sentimientos a los jugadores sin el uso de la palabra. Algo mágico.

Nació en China y su nombre real es Xinghan Chen, pero decidió adaptarlo al inglés tras su llegada a Los Ángeles en el año 2003. Eligió el nombre de Jenova por el personaje de Final Fantasy VII. Tras trabajar durante unos meses en Spore, el juego de Maxis, poco después conoció a Kelee Santiago y ambos fundaron thatgamecompany.

Al frente de este estudio firmaron un acuerdo con Sony Computer Entertainment para crear tres videojuegos en formato digital. Primero llegó fl0w. Con Flower su nombre comenzó a escucharse debido a la experiencia que suponía. Finalmente, crearon el magnánimo Journey, una obra de culto que se ha convertido por méritos propios en una de las experiencias más maravillosas que se pueden vivir delante de una consola de videojuegos.

Respecto al futuro, sabemos que está trabajando en un interesante proyecto, pero hasta el momento no han transcendido detalles del mismo.

 

Gabe Newell

Otro gigante en esto de la creación de videojuegos es Gabe Newell. Y aunque todos le odiamos un poco por no haber anunciado de una vez Half Life 3, le perdonamos si echamos la vista atrás y vemos todos los ratos de diversión que nos ha dado.

Sus más de trece años trabajando para Microsoft le sirvieron para hacerse con unos ahorros y fundar Valve Corporation. Y así nació Half Life, una de las epopeyas más contundentes del sector que ha cosechado durante estos años una cantidad de fieles seguidores que a día de hoy cuidan el producto gracias a sus mods. No hay discusión de que las aventuras de Gordon Freeman son uno de los FPS más importantes de la historia.

La empresa es además responsable de otros sensacionales títulos, como Portal, que nació como un complemento para el propio Half-Life y se ha convertido en una serie de culto. O Left 4 Dead, un intensísimo y divertidísimo multijugador en el que hay que sobrevivir a un holocausto zombie.

No hay que dejar sin mencionar la obra más completa de Valve para el mercado del videojuego. Gracias a la plataforma de distribución digital Steam, los usuarios pueden hacerse con una inmensa biblioteca de juegos por muy poco precio y sólo a golpe de click.

Hideki Kamiya

La vida da muchas vueltas. Y no es una frase hecha, es una verdad como un templo. Si no que se lo digan a Hideki Kamiya. Después de finalizar sus estudios en la universidad, dejó su currículums en varios estudios de videojuegos. Entre ellos SEGA, quien le rechazó. Finalmente acabó como diseñador en Capcom allá por el año 1994, donde comenzó a escribir su historia.

Trabajó junto a Shinji Mikami en la planificación del primer Resident Evil y en la dirección de la segunda entrega. Después, comenzó a trabajar por su cuenta para crear Devil May Cry, título que además de presentarnos al carismático Dante Sparda sentó las bases de un nuevo tipo de hack’n’slash. Posteriormente, hizo el entretenidísimo Viewtiful Joe y el sensacional Ökami.

Al frente de Platinum Games, paradójicamente firmó un acuerdo para desarrollar cuatro juegos para SEGA. Por encima de todos ellos destaca Bayonetta, uno de los mejores juegos de acción de la generación que tiene en camino una secuela en exclusiva para Wii U.

Kamiya es un tipo muy cercano. Todos los días dedica gran parte de su tiempo en contestar a sus seguidores sus incesantes preguntas. Siempre haciendo uso del humor o de la ironía, es un detalle de grandeza que lo diferencia del resto.

 

Tim Schafer

Echando la vista atrás de nuevo, seguro que a muchos de vosotros se os vienen a la cabeza aventuras gráficas como The Secret of Monkey Island, Maniac Mansion, Grim Fandando o Full Throttle. Pues el principal responsable de todas ellas, y de alguna más, fue Tim Schafer, quien maravilló al mundo en la década que pasó en LucasArts.

Tras ello, en el año 2000 fundó Double Fine, una empresa con la que trata de ofrecer su particular punto de vista ofreciendo títulos diferentes a lo que estamos acostumbrados, pero todos de una gran calidad. Aunque no han obtenido el impacto de la época de LucasArts, obras como Psychonauts, Brütal Legend, Stacking, Custome Quest o el reciente The Cave se han ganado un rinconcito en el corazón de muchos jugadores.

Tim Schafer todavía es muy joven a pesar de llevar tanto tiempo entre nosotros, por lo que seguro que durante muchos años nos seguirá premiando con su genialidad, con sus disparatados guiones y con algún que otro concurso de insultos. 

 

Estos son algunos de estos grandes reyes. Pero seguro que hay muchos más. ¿Cuál es tu preferido?

Publicaciones relacionadas

Cerrar