Los robots más inolvidables de los videojuegos

Los robots más inolvidables de los videojuegos

Los personajes son una de las partes más importantes a la hora de construir una buena historia, ya sea para un videojuego o una película. Es por ello que a lo largo de la historia del ocio electrónico (aunque particularmente en los últimos años) han proliferado los personajes carismáticos de todo tipo. Algunos son hombres, otros mujeres y otros, incluso, son simples inteligencias artificiales con vida propia.

Es por ello que hoy hemos querido alejarnos de los personajes de carne y hueso para hablaros de los que, a nuestro juicio, son los mejores robots que ha dado el mundo del videojuego en los últimos tiempos. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos apuntes las tuyas propias en la caja de comentarios. ¿Están tus favoritos entre los que hemos seleccionado nosotros?

Legion (Mass Effect 2)

En la saga Mass Effect siempre hubo un conflicto abierto, el de los geth que se rebelaron contra sus creadores, los quarianos. Sin embargo, en la segunda entrega conocíamos a Legion, un robot geth sin intenciones hostiles que quería poner fin a las belicidades. En Mass Effect 2 había una disputa entre Legion y Tali que solo nosotros podíamos resolver. Para el recuerdo queda ese mítico “Shepard commander”.

Mega Man

SI hay que quedarse con un solo robot como representante de toda la industria del videojuego ese sería Mega Man, el protagonista de la mítica franquicia homónima de Capcom que tuvo su época de esplendor hace muchos años. Algunos siguen reclamando una nueva entrega de este simpático robot, pues el “sucesor espiritual” Mighty No. 9 creado por Keiji Inafune no convenció a casi nadie.

Nick Valentine (Fallout 4)

El fantástico Fallout 4 de Bethesda nos dejó un gran elenco de personajes secundarios, aunque probablemente la palma se la lleve un no humano. Hablamos del detective privado Nick Valentine, un synth con gran importancia en la historia principal que quiere ayudarnos a encontrar a nuestro hijo secuestrado. Pese a no ser humano puede llegar a caer bastante mejor que las facciones enfrentadas en la Commonwealth.

2B (NieR: Automata)

Acaba de lanzarse y la protagonista de NieR: Automata ya se ha consagrado como uno de los grandes éxitos del año. 2B es una androide de combate con ningún tipo de emoción y a la que solo le importa luchar y cumplir con la misión que se le ha encomendado. Para hacer el contrapunto tenemos a 9S, otro androide de exploración mucho más dicharachero y curioso que su combativa compañera.

GLaDOS (Portal)

Uno de los grandes villanos de la historia de los videojuegos también es uno de los mejores robots. GLaDOS se hace con el control de Aperture Science en el primer Portal y después se empeña en hacerle la vida imposible a nuestra heroína con un comportamiento cada vez más agresivo e impredecible y a unas frases pronunciadas con voz femenina cargadas de cinismo y sarcasmo. Un personaje inolvidable.

Claptrap (Borderlands)

A los robots se les suele dotar de una personalidad adecuada para estar al servicio del protagonista de la aventura en cuestión, pero ese no es el caso de Claptrap, que aparece en todas las entregas de la saga Borderlands. Y es que este pequeño y simpático robot es de lo más cobardica que hemos visto nunca en un videojuego. Siempre que se huele algo de peligro sale por patas (o por ruedas en este caso…).

Ethan (Call of Duty: Infinite Warfare)

Todo lo contrario lo encontramos en E3N, Ethan para los amigos. Se trata del robot de combate que acompaña a Nick Reyes en su aventura espacial en Call of Duty: Infinite Warfare. Es un robot valeroso, hábil en la refriega y dispuesto a todo por el equipo. Por si fuera poco tiene un ácido y particular sentido del humor que lo convierte en el rey del videojuego de Infinity Ward en muchas ocasiones.

Clank (Ratchet & Clank)

Una de las parejas más queridas de los videojuegos de la última década es la formada por Ratchet y Clank, protagonistas de la saga homónima. Ratchet, un buen día, encontró a Clank, un pequeño robot que escapó de la fábrica en la que le fabricaron. ¿El motivo? Querían destruirlo por haber salido mucho más diminuto de lo que estaba previsto. Afortunadamente pudo escapar y hemos vivido fantásticas aventuras junto a él.

Cerrar