Los sacrificios más heroicos que se han visto en los videojuegos

Los sacrificios más heroicos que se han visto en los videojuegos

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios videojuegos.

Antiguamente los videojuegos solo eran un entretenimiento para pasar de forma divertida nuestros ratos muertos. Con el paso de los años los jugadores han ido madurando y pidiendo algo más, y las desarrolladoras se lo han dado. Cada vez es más habitual ver historias adultas en las que la violencia, la muerte, las confrontaciones y los sacrificios están presentes. Y precisamente de esto último queremos hablar en el día de hoy.

Y es que lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de heroicos sacrificios que se produjeron en los videojuegos y que convirtieron a los personajes que los realizaron en auténticas leyendas de la industria del ocio electrónico. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas de sacrificios inolvidables y te invitamos a que nos digas en los comentarios los que se te ocurran a ti.

James (Fallout 3)

Para muchos Fallout 3 sigue siendo el mejor videojuego de la saga ahora en manos de Bethesda. Lo era por su diversión incomparable y su profundidad sin igual, pero también por una historia muy atractiva. En ella, tras recuperar a nuestro padre tras haber escapado del Refugio 101 lo perdíamos de forma casi instantánea. Sorprendido por el Enclave, James prefería sacrificar su vida para que su hijo pudiera terminar con el Proyecto Pureza y así cumplir con su sueño y el de su esposa fallecida.

Booker DeWitt (BioShock Infinite)

Tras todos los acontecimientos de BioShock Infinite acabábamos descubriendo que Comstock no era otro que una versión “renacida” y “purificada” de Booker DeWitt. Elizabeth, utilizando sus poderes cuánticos, era capaz de llevarnos a una dimensión en la que podíamos ver las puertas (o faros) a todas las realidades. El único modo de impedir el daño que había hecho Comstock era que DeWitt se sacrificara. Y lo hizo.

Dominic Santiago (Gears of War 3)

Los fans de Gears of War sabían antes de empezar la tercera entrega que Dominic Santiago había perdido la ilusión de vivir. Su esposa Maria había fallecido en trágicas circunstancias y eso le había roto por dentro. De modo que lo único que le faltaba por hacer era sacrificarse por lo único que le quedaba: su fiel amigo Marcus Fenix. Cuando Marcus y los suyos estaban rodeados, Dom se estrelló con un vehículo para provocar una explosión y acabar con la amenaza… y con su vida.

Mordin Solus (Mass Effect 3)

La culpabilidad corroía a Mordin Solus, aunque el salariano no fuera capaz de reconocerlo. La única forma de vencer a la amenaza segadora era contando con la ayuda de toda la galaxia y los krogan eran fundamentales, pero había que curar la genofagia. Encargado en su día de propagar la enfermedad por Tuchanka, Mordin fue en Mass Effect 3 el encargado de propagar la cura, aunque ello le costara la vida.

John Marston (Red Dead Redemption)

El antiguo forajido John Marston había cumplido los deseos del gobierno americano y había acabado con sus antiguos compañeros. Creía que tendría una vida pacífica con su mujer y su hijo, pero el gobierno aún tenía una cuenta que saldar: la suya. Le sorprendieron en su rancho. Podría haber huido, pero eso hubiera supuesto una incansable persecución. En su lugar se sacrificó para que su hijo y su mujer pudieran seguir viviendo en paz.

The Boss

La mentora de Naked Snake, posteriormente conocido como Big Boss, se había convertido en una amenaza para los Estados Unidos y para el mundo entero, de modo que Snake tenía la misión de acabar con ella. Al final descubriría que todo lo había hecho para que el gobierno tuviera un chivo expiatorio. Era una verdadera patriota y los actos cometidos por Big Boss le obligaron a convertirse en un hombre sin patria.

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar