Los Simpsons hacen turismo en Barcelona

Con la de años que llevan Los Simpsons en antena y la de viajes internacionales que se han marcado y todavía no habían pisado nuestro país. Problema solucionado: leemos en La Vanguardia que en el cuarto capítulo de la última temporada de la familia amarilla, tenemos la versión de la Barcelona de Gaudí reimaginada por Matt Groening.

En el capítulo, Homer tiene la crisis de los 40 por lo que Marge decide recuperar el contacto con Eduardo, un amigo barcelonés de la infancia de Homer con el que se carteaba.

La ciudad se va representando a través de flashbacks donde se ve a Eduardo leyendo cartas y donde se muestran, como es habitual en la familia amarilla, todos los tópicos que se nos asocian: ser muy religiosos, mujeriegos, descuidados y, por supuesto, en un momento se ve a Eduardo con traje de torero toreando a un perro.

Además, Marge tiene un momento en que se disculpa delante de Eduardo por llamarle español, muy en consonancia con las polémicas políticas del momento. El capítulo termina con Homer y Eduardo entrando en La Sagrada Familia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar