Los videojuegos con mejores gráficos en lo que llevamos de generación

Para la gran mayoría de jugadores la jugabilidad y la historia son los dos aspectos más importantes a la hora de valorar si deben o no comprar un videojuego, pero lo cierto es que la tecnología avanza a pasos agigantados y, claro está, todo buen usuario del ocio electrónico quiere toparse con experiencias tan bien recreadas y diseñadas que nos dejen con la boca abierta a cada nuevo paisaje que veamos a lo largo de la aventura.

Es por ello que en el día de hoy hemos decidido acercarte un listado con una selección de videojuegos que, a nuestro juicio, representan lo mejor en materia gráfica de lo que llevamos de generación con PlayStation 4 y Xbox One a la cabeza. No son solo los títulos con mejores gráficos, sino los máximos representantes de sus respectivos géneros. Como siempre, nos encantaría que nos dejaras tus propias propuestas en la caja de comentarios.

Ratchet & Clank

En el terreno de los gráficos no realistas tenemos a Ratchet & Clank como máximo exponente. El remake del videojuego de Insomniac Games consiguió dejarnos con la boca abierta gracias a su impecable apartado técnico, sin duda la cumbre en lo que se refiere a videojuegos con estética cartoon o animada. Aparte de ser un fantástico juego tenemos una potencia gráfica que te mantendrá las ganas de seguir avanzando.

Gears of War 4

Aunque Quantum Break también hubiera sido un gran candidato es probable que Gears of War 4 sea lo más salvaje que podemos encontrar en el catálogo exclusivo de Xbox One. La nueva entrega de la legendaria saga nos presentaba una historia protagonizada por el hijo de un ya envejecido Marcus Fenix. El juego no es demasiado abierto, lo que contribuye a que tengamos un apartado visual absolutamente espectacular.

The Witcher 3: Wild Hunt

Los mundos abiertos gigantescos tienen más dificultades para ser increíbles en lo gráfico, pues a menudo las grandes extensiones de mapeado prefieren optar por un buen diseño artístico que por potencia gráfica pura. The Witcher 3: Wild Hunt tiene ambas cosas y CD Projekt RED ha cuajado una de las mejores obras en lo técnico (y también en todo lo demás, la verdad) de lo que va de generación, que no es poco.

Battlefield 1

Existen pocas dudas de que en el campo de los shooters en primera persona DICE parece llevar la delantera a la competencia. Y es que tras el escandaloso Star Wars: Battlefront llegó el turno de Battlefield 1, la nueva entrega de la saga que nos trasladaba a la Primera Guerra Mundial. El apartado gráfico de la franquicia de DICE volvió a ser apabullante y pisar y recorrer cada escenario supone un placer indescriptible.

DriveClub

Si hay un género que casi ha alcanzado la excelencia y el realismo hasta límites insospechados ese es el de los simuladores de velocidad y conducción. Forza Motorsport 6, Project Cars o Assetto Corsa. Todos lucen espectacularmente bien, pero lo de DriveClub son palabras mayores. El juego fue inicialmente criticado por la escasez de contenido, pero una vez solucionado eso nos podemos centrar en su exquisita y accesible jugabilidad y su increíble apartado gráfico.

Uncharted 4 y El legado perdido

Pongámonos serios, pues Naughty Dog lo merece. A día de hoy no hay nadie que se acerque siquiera a lo que consigue el estudio californiano en materia de potencia gráfica, físicas y animaciones. Buena muestra de ello son Uncharted 4: El desenlace del ladrón y el reciente Uncharted: El legado perdido. No son más que otros ejemplos de que la perfección existe y Naughty Dog es el estudio que antes la ha alcanzado.

Horizon: Zero Dawn

Este mismo año también hemos podido disfrutar de Horizon: Zero Dawn, otro escandaloso mundo abierto que pugna con The Witcher 3: Wild Hunt por ser el mejor exponente del género en cuanto a potencia bruta. El mundo que nos presenta, la propia Aloy, las máquinas a las que combatimos, la vegetación, el agua, la arena del desierto… Todo está a un nivel majestuoso y disfrutamos de cada segundo dentro del juego.

Publicaciones relacionadas

Cerrar