Los videojuegos más cutres de la historia

Los videojuegos más cutres de la historia

Cada año se lanzan centenares de videojuegos al mercado. Algunos se consolidan como los grandes títulos de la temporada, otros pasan desapercibidos y un último grupo tiene la mala fortuna de no ser bien recibido por la crítica y el público. Algunos de estos son masacrados sin motivo o sin demasiadas razones de peso, pero otros son tan cutres que se ganan cada una de las críticas despiadadas que reciben.

En ese sentido, hoy queremos acercarte una pequeña selección con algunos de los videojuegos más cutres que ha dejado el mundo del ocio electrónico a lo largo de su historia. Podrías ponértelos para echarte unas risas, pero a priori no recomendamos hacerlo a no ser que quieras pasar un mal rato. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas en la caja de comentarios.

Big Rigs: Over the Road Racing

Ha habido juegos de conducción flojitos, pero Big Rigs se lleva la palma. Se suponía que en este título de PC debíamos ser transportistas ilegales que debían llevar su carga en tiempo récord. Sin embargo nos encontramos con un juego roto: no había policía como se prometía, la IA contrincante ni se movía del sitio y un sinfín de fallos en el sistema de colisión. Era un videojuego completamente inservible.

E.T.

Cómo de malo debía ser un videojuego para acabar enterrado en el desierto. Eso es lo que le ocurrió a la adaptación de E.T. Su máximo responsable, Howard Scott Warshaw, fue obligado a hacerlo en tan solo cinco semanas para llegar a la campaña navideña y el resultado fue el que fue. E.T. parecía una serpiente con patas y nadie sabía realmente qué había que hacer en uno de los juegos más cutres de todos los tiempos.

Club Drive

Sí, no estamos hablando de DriveClub, sino de Club Drive. Es cierto que los videojuegos de Atari Jaguar o se veían mal o eran deficientes en lo jugable. Club Drive lo tenía todo y era prácticamente injugable pese a ser un título lanzado en 1994. Mantenernos en línea recta era una hazaña solo al alcance de unos pocos elegidos y gráficamente era tan deplorable como puedes ver en esa captura.

Superman: The New Adventures

También conocido como Superman 64, este es el videojuego por el que los fans del superhéroe babean pensando en la idea de que Rocksteady podría hacer un Superman del estilo de Batman Arkham. Y es que en The New Adventure tenía un apartado gráfico bochornoso y una jugabilidad que ponía a prueba a los más pacientes. Sin embargo, el título se convirtió en uno de los más vendidos de Nintendo 64.

Fugitive Hunter

Para empezar estábamos ante un título de bastante mal gusto, pues Fugitive Hunter nos llevaba a capturar a los diez fugitivos más buscados del planeta, incluido Osama Bin Laden. A ello había que añadir una jugabilidad de aquellas capaces de ponerte dolor de cabeza y un apartado gráfico de otra época. Definitivamente esta americanada es una de las grandes cutreces de la historia reciente de los videojuegos.

Aquaman: Battle for Atlantis

Antes hablábamos del desastre que fue Superman 64 y ahora es el turno del videojuego de Aquaman: Battle for Atlantis. En teoría debemos considerarlo un videojuegos, pues se ejecuta en una consola y se reproduce en un televisor, pero este Aquaman tan solo nos invitaba a recorrer el mar dando puñetazos y patadas a todo lo que nos encontráramos por el camino. Divertido, lo que se dice divertido, no era.

Ride to Hell: Retribution

Aquí tenemos el caso más reciente de cuantos han aparecido en esta lista. El desarrollo del juego fue un verdadero camino por el infierno, pues duró nada más y nada menos que seis años. Tantos años para que se viera como un juego primerizo de PlayStation 2, fuera horripilante en lo jugable y tuviera una banda sonora compuesta por un único tema repetido hasta la náusea. Por no hablar del machista tratamiento de la mujer…

Cerrar