Los videojuegos más decepcionantes de 2016

Los videojuegos más decepcionantes de 2016

Un año más está a punto de acabar y, como de costumbre, toca hacer balance sobre lo que nos ha dejado la presente temporada de videojuegos. Algunos de ellos nos han acompañado y divertido durante horas, otros nos han llegado a emocionar y otros nos han servido para poner a prueba nuestra valía. Sin embargo no siempre se puede acertar y también hemos tenido alguna que otra decepción durante este 2016.

Precisamente de estos videojuegos que han decepcionado queremos hablarte en nuestro nuevo reportaje de hoy. Algunos se quedaron a medio camino de lo que se esperaba de ellos, mientras que otros no tuvieron la calidad necesaria o quedaron en mal lugar en comparación con otras obras del mismo género. Aquí tienes nuestra lista de videojuegos más decepcionantes de este año.

Mafia 3

La obra de Hangar 13 prometía ser uno de los mejores sandbox del año, pero en su lugar nos encontramos con un título por pulir. Los bugs, la baja calidad gráfica y la jugabilidad repetitiva condenaron a un videojuego notable en lo narrativo pero que también va perdiendo interés conforme avanzamos en New Bordeaux. Nos dejó a medias.

Abzû

Cuando te dicen que llega una nueva aventura de la mano de algunos de los creadores de Journey cruzas los dedos para que todo salga bien. Lo cierto es que Abzû tiene un apartado artístico soberbio y algunos momentos para el recuerdo, pero la sensación general es que palidece en todos y cada uno de sus aspectos si lo ponemos en comparación con Journey, algo que no podemos dejar de hacer mientras jugamos.

ReCore

El videojuego de Comcept en exclusive para plataformas Microsoft sorprendió cuando anunció que tendría un precio de lanzamiento reducido. Es de agradecer, pero esa rebaja en el precio ya nos indicaba que no sería una gran producción. Además de ser jugablemente repetitivo y tedioso, ReCore hace gala de un apartado técnico desastroso, con tiempos de carga de esos que nos dan tiempo de hacernos la comida mientras tanto.

Mighty No. 9

Doble presencia de Keiji Inafune en esta lista. Y es que además de ReCore también nos sentimos decepcionados con Mighty No. 9. El que iba a ser el sucesor espiritual de Mega Man se financió con el dinero de los fans a través de Kickstarter. Tras muchos retrasos e incertidumbre sobre su desarrollo, Mighty No. 9 aterrizó en múltiples plataformas con una propuesta sosa y un apartado gráfico muy flojo.

Mirror’s Edge Catalyst

El regreso de Faith era algo que muchos esperaban con ganas. El primer Mirror’s Edge no fue un superventas, pero sí un juego de culto que ha permanecido bajo esa condición hasta el día de hoy. Catalyst pretendía ser un enorme paso adelante gracias a su mundo abierto, pero finalmente nos encontramos ante una propuesta demasiado similar a su predecesor y extremadamente repetitiva.

Quantum Break

Alan Wake supuso un Nuevo punto de inflexión en la trayectoria intachable de Remedy, que quiso dar un paso más con Quantum Break, una obra que mezclaría videojuego y serie de televisión. Pese a que como juego funciona a la perfección (salvo por un ritmo inconstante), la producción de acción real no está a la misma altura que el juego y nos hace perder algo de comba cada vez que llega un episodio.

Homefront: The Revolution

El primer Homefront llegó con el objetivo de plantar cara a los pesos pesados del género FPS. No lo consiguió y llevó a la quiebra a THQ. The Revolution era una segunda intentona de hacerlo y, nuevamente, se quedó a medio camino. La pésima inteligencia artificial de los enemigos y un apartado gráfico y técnico con problemas fueron algunos de sus mayores lastres.

Batman: The Telltale Series

Telltale Games nos había acostumbrado a un nivel de excelencia con títulos como The Walking Dead o The Wolf Among Us que no ha podido mantener siempre. Además de Minecraft: Story Mode, el estudio californiano ha tratado de contar una nueva historia con Batman como protagonista este año. El juego, pese a ser correcto, no está a la altura de las grandes aventuras gráficas de la compañía a falta de conocer su cierre.

Publicaciones relacionadas

Cerrar