Los videojuegos provocaron estos extraños sucesos reales

Los videojuegos provocaron estos extraños sucesos reales

Hace unas horas hemos conocido la triste noticia de la muerte de un niño de 13 años tras jugar a League of Legends con sus amigos. Aunque aún falta algún detalle por esclarecerse, los hechos apuntan a que el fallecido fue señalado por sus compañeros de equipo como el responsable de la derrota, por lo que procedió al castigo que se imponían en su grupo de amistades: la autoasfixia.

El pequeño, por lo visto, fue demasiado lejos en esta ocasión y perdió el conocimiento. Más tarde, en el hospital, no se pudo hacer nada por él. Es por ello que hoy queremos repasar otras tragedias sucedidas a raíz del mundo de los videojuegos y por las que conviene recordar que el ocio electrónico es nuestro hobby y divertimento y que jamás debemos llevarlo más allá y hasta estas fatídicas consecuencias.

Suicidio por World of Warcraft

Un jugador chino de World of Warcraft llamado Xiao Yi se lanzó desde un vigesimocuarto piso al vacío justo después de dejar una nota de despedida a sus padres. En ella reconocía su adicción al videojuego del que sus progenitores le habían advertido y decía que había sido envenenado por el juego y que ya no podía controlarse a sí mismo.

Asesinato por una Xbox rota

El estadounidense Tyrone, de 27 años de edad, era un gran aficionado a los videojuegos y dedicaba mucho tiempo a su querida Xbox. Un día, su hija de siete años tropezó con los cables y rompió la consola. El padre reaccionó de la peor forma posible y golpeó a su hija de una forma tan brutal que la pequeña no pudo sobrevivir.

Venganza por un ítem vendido

En el videojuego World of Warcraft el chino Qiu Chegwei prestó una de sus más queridas espadas a su amigo Zhu Caoyuan. Más tarde descubrió que su compañero había vendido dicho ítem por un valor real de 675 dólares, lo que enfureció a Qiu, que decidió vengarse en la vida real. Apuñaló hasta la muerte a su amigo y ahora cumple una pena de 15 años de prisión.

GTA en la vida real

El americano Devin Moore dijo haberse sentido inspirado por Grand Theft Auto: Vice City cuando le quitó el arma a un policía y disparó contra otros tres. Justo después robó un coche y trató de huir de ellos. Cuando fue capturado pronuncio la siguiente frase: “la vida es como un videojuego, a veces tienes que morir”.

 

Halo inspira un terrible suceso

Los padres de Daniel le privaron de jugar a Halo, su videojuego favorito, por sus largas sesiones. El joven no tardó en descubrir la contraseña de la caja fuerte. Allí encontró su juego y una pistola de su padre. La reacción de Daniel fue horrorosa. A la hora de la cena disparó contra sus progenitores, aunque su padre pudo sobrevivir.

Adicción desmedida

El surcoreano Lee Seung Seop, de 28 años de edad, fue despedido por sus continuas faltas por estar jugando a videojuegos. Unas semanas después murió en un cibercafé al jugar a StarCraft durante 50 horas consecutivas. El agotamiento físico y mental que Seop arrastraba por jugar durante más de dos días seguidos pudo con él.

Publicaciones relacionadas

Cerrar