Los videojuegos salvaron a una sin techo de perder la cordura

Los videojuegos salvaron a esta persona de perder la cordura

Todos tenemos historias relacionadas con los videojuegos, de cómo influyeron en nuestras vidas de una o de otra manera. Pero pocas serán como la de Kelsey Gamble, una mujer australiana que hoy es una profesional bien remunerada, una persona de éxito. No siempre fue así, no obstante. Hubo una etapa en su vida en la que Kelsey era una sin techo, sin un futuro claro y a punto de perder la cabeza por su condición. Por suerte, Kelsey afirma que los videojuegos salvaron su vida.

Su vivencia la cuenta en Kotaku, y en ella narra cómo gracias a un juego de móvil llamado Tap Tap Revenge pudo evadirse de la realidad mientras pudo mantener el dispositivo. “Era lo único que mantenía mi mente distraída mientras estaba sentada en un banco del parque esperando a que estuviese lo bastante oscuro como para pudiera dormir sin preocuparme de que me vienen policías o tipos siniestros”. Posteriormente, Kelsey pudo alojarse en un hostal de mochileros pagándoles con trabajos de limpieza. Cuenta que allí coincidió con un grupo de canadienses donde se quitó de encima el gran estigma del sin techo: la invisibilidad.

“Pasábamos el tiempo jugando a Geometry Wars, ya que su consola NTSC no admitía los discos australianos. Cuando juegas, la percepción de tí mismo desaparece de la manera más positiva. A esos mochileros no les importaba que yo solo tuviera 3 dólares a mi nombre, un móvil fuera de servicio y que pagase mi alojamiento haciendo tareas domésticas. Ellos solo veían a una chica que les reventaba su récord una y otra vez, y a alguien con quien hablar sobre estrategias de juego hasta las 2 de la mañana. Hay muchas organizaciones que se preocupan de necesidades como comida y artículos humanitarios para los necesitados (por suerte) pero no hay tantas que ayuden a matar el tiempo, lo que para mí al menos era el motivo de que la tentación de darme al alcohol y las drogas era tan fuerte”.

“Ahora, los videojuegos son un divertido pasatiempo que me distrae de cosas más mundanas como las tareas del hogar en vez de cosas como el hambre o dormir en un suelo de cemento”. Kelsey ha podido encontrar en ellos su salvavidas, quizá no le hayan dado un trabajo y unos ingresos de manera directa, pero han evitado que cayera en un abismo mayor, que no es poco. ¿Qué piensas de su historia?

Publicaciones relacionadas

Cerrar