Los videojuegos se verán afectados de esta forma por el fin de la neutralidad de la red

Los videojuegos también se verían afectados por el fin de la neutralidad de la red

Hace unas horas nos hacíamos eco de la decisión tomada por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, que con el voto mayoritario del Partido Republicano había decidido acabar con la llamada neutralidad de la red. ¿Terminará afectando también a la industria del videojuego? Según las últimas estimaciones, los usuarios serían nuevamente los más afectados por este cambio de gestión de Internet.

Los proveedores de servicio, que en los próximos años podrían hacerse con el control total de la red, estarían valorando la introducción de cuotas adicionales con las que acabar con el famoso lag en las partidas online de algunos videojuegos. ¿Y si los usuarios que lo desearan pudieran pagar por un mejor servicio que les proporcionara mayor fluidez en la vertiente multijugador?

Como ya ocurre con las microtransacciones, se crearían desequilibrios que acabarían favoreciendo a los que más pagan, según explica Motherload. El tan conocido pay to win. De este modo las compañías de Internet agilizarían la conexión de los que abonen la correspondiente cuota mientras el resto debería jugar a una velocidad inferior que, evidentemente, repercutiría en las partidas. ¿Se crearían servidores diferenciados para ambos grupos de usuarios?

Según el portal, sería la única manera de asegurar una experiencia equilibrada y de motivar, a su vez, que los jugadores del rango inferior se acabaran decantando por dar el salto para mejorar su situación. Este supuesto afectaría incluso a las propias desarrolladoras, que podrían ser obligadas a pagar más a cambio de recibir un servicio mínimamente aceptable para sus usuarios. Afortunadamente para el sector el fin de la neutralidad de la red deberá pasar aún por diversos organismos antes de entrar en vigor. ¿Qué opinas al respecto?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar