Los villanos más terroríficos de los videojuegos

Los villanos más terroríficos de los videojuegos

Aunque durante algunos años el terror en el mundo de los videojuegos quedó relegado a un segundo plano y solo la saga Dead Space parecía satisfacer los deseos de los fans, el género se encuentra en una nueva juventud y son muchas las grandes compañías y también los estudios independientes que apuestan por hacernos pasar miedo. Hoy, precisamente, queremos partir de este punto para hablarte sobre juegos de terror.

Concretamente queremos hablarte de algunos de los villanos y enemigos que más miedo nos han hecho pasar a lo largo de nuestra vida jugona. Por supuesto, esto no son más que algunas de las propuestas que se nos han venido a la cabeza y, como de costumbre, te invitamos a que nos dejes en la caja de comentarios algunos de los enemigos que más miedo te han dado a ti en el mundo de los videojuegos.

Shibito (Siren Blood Curse)

La saga Forbidden Siren resucitaba hace ya muchos años con Siren Blood Curse, un videojuego en el que teníamos que volver a toparnos con los terroríficos Shibito, que no son más que cadáveres devueltos a la vida gracias a unas fuerzas sobrenaturales. Eso sí, a diferencia de los zombis, los Shibito conservan un sentido de orientación e inteligencia que los hace mucho más peligrosos.

Xenomorfo (Alien Isolation)

Poco se puede decir que no se haya dicho ya del xenomorfo de Alien Isolation. Se trata de uno de los videojuegos más terroríficos de los últimos años gracias a un sistema de inteligencia artificial que aprende de nuestros movimientos y predice nuestra posición. Por mucho que tratemos de huir del xenomorfo siempre podremos toparnos con él cuando menos nos lo esperemos y nos dará el susto de nuestras vidas.

Falling Woman (Project Zero 2: Crimson Butterfly)

El terror japonés siempre ha tenido algo especial capaz de poner el bello de punta (y no precisamente de emoción) al más rocoso. Un buen ejemplo de ello son los fantasmas de la saga Project Zero, también conocida como Fatal Frame. En la segunda entrega numerada de la franquicia, concretamente, nos encontrábamos con un fantasma llamado Falling Woman, cuya aparición era terrorífica y su enfrentamiento angustioso.

Lisa (P.T. Demo)

El videojuego de terror de Hideo Kojima y Guillermo del Toro que nunca llegó a salir dejó una impronta muy importante en los fans del terror. En esta sencilla demo en la que tan solo debíamos recorrer el mismo pasillo una y otra vez nos encontrábamos con Lisa, un fantasma que conseguía ponernos los pelos de punta con sustos inesperados y lamentos terroríficos. En menos de una hora se ha convertido en una leyenda.

Pyramid Head (Silent Hill 2)

Uno de los villanos más icónicos de la historia de los videojuegos también es uno de los más terroríficos. Hablamos de Pyramid Head o Cabeza pirámide para los amigos y se trata del enemigo principal de Silent Hill 2, uno de los mejores videojuegos de terror que ha dado la industria. Su paso lento y su enorme espadón lo hacían todavía más temible que si hubiera caminado a un paso más ligero.

Chasqueadores (The Last of Us)

La obra maestra de Naughty Dog no solo era poderosa en lo narrativo y en lo emotivo, sino que también supo ponernos el miedo en el cuerpo. Pocos han alcanzado la tensión que producen las fases de terror de The Last of Us y gran parte de la culpa la tienen los chasqueadores, seres humanos con apariencia de hongo que han mutado a causa del cordyceps y que ahora se guían por su fino oído.

Alma (F.E.A.R.)

Otro de los villanos emblemáticos de la industria del videojuego no necesitaba de una enorme presencia o un arma gigantesca para infundirnos temor. A la pequeña Alma de la saga F.E.A.R. le bastaba con una voz endiablada, la más profunda de las oscuridades y llenarlo todo de sangre para acongojarnos hasta límites insospechados. Pocos villanos nos lo han hecho pasar tan mal como la terrorífica Alma.

Las Damas del Bosque (The Witcher 3: Wild Hunt)

Cerramos con una propuesta muy personal. Las Damas del Bosque de The Witcher 3 son brujas de lo más peligrosas. Normalmente nos aparecen a plena luz del día, de modo que el miedo no es tan intenso. Sin embargo, su apariencia combinada con la espantosa música que las caracteriza hacen de ellas unos personajes que, personalmente, logran ponerme los pelos de punta. No quiero volver a verlas ni en pintura.

Publicaciones relacionadas

Cerrar