Los youtubers más conocidos como PewDiePie están abandonado YouTube por diversas polémicas

YouTube está perdiendo a sus mayores estrellas por hastío

Llegar hasta lo más alto es duro, pero no menos duro es mantenerse allí. Has de entregarte en cuerpo y alma a lo que haces, y si es una obra que te llena y te hace sentir una realización personal, es desde luego mucho más llevadero que tener que seguir unas pautas que seguramente no encajen con lo que desearías hacer, pero que has de seguir por necesidad. Es lo que les pasa a algunas de las mayores estrellas de YouTube, que están acabando quemados por su condición y necesidad de atraer millones de visitas. Algo que les provoca más ansiedad que satisfacción.

The Verge recoge algunos de estos casos. El del famosísimo PewDiePie, por ejemplo, que anunció hace poco que se retiraba momentáneamente en busca de un cambio de aires. El youtuber sueco da por terminado su videoblog, pero no quiere decir que desaparezca de tu vida, puesto que está embarcado en otros proyectos. No obstante, no es el único en corto espacio de tiempo que decide dar el manotazo sobre la mesa. Casey Neistat una de las estrellas emergentes de los dos últimos años, también se toma un descanso sabático de su videoblog diario para emprender un nuevo camino de la mano de la cadena CNN.

Estos dos casos no son especialmente representativos. No cuando hablamos de youtubers millonarios, de los que ya te mostramos un listado con los usuarios que más cobran, que saben que podrán hacer un regreso triunfal en las condiciones que ellos quieran y que sus fieles seguirán allí. Pero para otros como el youtuber científico Derek Muller no es tan sencillo: “Una vez que tienes éxito te sientes atraído a mantenerte allí, amasando vídeos. Pero esto no quiere decir necesariamente que te llenen creativamente, especialmente cuando tienes claros plazos de tiempo a los que ajustarte”. Connor Manning, otro videoblogger que ha alcanzado cierta fama, lo explica mejor: “Vivir de YouTube te va a ser difícil si no quieres ‘entrar en el juego’, por así decirlo. Títulos que sean cebo de clics, miniaturas atrayentes y contenidos que se puedan compartir son necesarios si quieres que esto sea tu trabajo. Pero no es lo que quiere todo el mundo”. Seguimos en la siguiente página.



Por eso, el alcanzar la cima es un oasis tras el necesario trayecto lleno de esfuerzo y tener que buscarse esta legión de visitantes hasta debajo de las piedras. Jonathan Katz, abogado que representa a varios de estos talentos de YouTube, da el motivo: “Los ingresos de patrocinio y las oportunidades de negocio le llegan al ‘influencer’ y a su espacio a través de su propio vídeo y la posibilidad de mostrar anuncios. Por naturaleza, un videoblog diario no es un modelo de negocio escalable, y una vez que un creador ha conseguido una audiencia entregada hay muchas más oportunidades a su alcance”.

A lo mejor es un periodo de descanso lo que necesitan, pero es un lujo que no todos pueden o quieren darse. ¿Crees que las estrellas de YouTube deberían apartarse una temporada para volver con fuerza?

Publicaciones relacionadas

Cerrar