Lost Wage Rampage, el GTA que aborda la brecha salarial entre mujeres y hombres

Lost Wage Rampage, el GTA que aborda la brecha salarial entre mujeres y hombres

Utilizar los videojuegos para poner en el ojo del huracán problemas cotidianos es algo bastante habitual, como también efectivo. Jane Friedhoff, desarrolladora, lo sabe y ha decidido ponerse manos a la obra para crear un Grand Theft Auto en el que las protagonistas son dos mujeres muy enfadadas, y con razón: quieren recuperar un dinero que les pertenece por derecho propio.

Lost Wage Rampage, nombre del título, coge toda la rabia que se puede volcar en cualquiera de las entregas de la saga de Rockstar Games y la transporta a este par de féminas encolerizadas al descubrir que cobran menos que sus compañeros por el mero hecho de ser mujeres. Tal y como informan en El Español, es un título totalmente gratuito que puede descargarse o incluso jugarse online.

Definido como un juego de conducción «riot grrl«, bebe de la estética de los 80 y, como se puede ver a simple vista, de propuestas tan populares como Thelma & Louise, con un toque añadido con el que picar a más de uno que pueda sentirse identificado o identificada.

Una propuesta que nace de la idea de crear un juego educativo con el que, según Friedhoff, conseguir que los hombres entiendan el problema de la brecha salarial. Al parecer, los conceptos iniciales no le parecieron lo suficientemente efectivos y, al final, pensó dar un volantazo (nunca mejor dicho) para hacer algo más agresivo y contundente, para dar vida a este Lost Wage Rampage. La buena acogida ya la ha tenido, creando todo tipo de reacciones, tal y como confiesa: «Cada vez que se lo describía a una mujer, cada una de ellas, sin importar lo silenciosas y recatadas que eran, echaban la cabeza hacia atrás y se reían».

Así, Jane Friedhoff firma un título que no solo sirve para reivindicar algo, sino también para desmelenarse. ¿Os animáis a probarlo?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar