Mad Box es la consola que quiere irrumpir siendo más potente que PlayStation y Xbox

Slightly Mad Studios, creadores de Project CARS, se lanzan al hardware.

Slightly Mad Studios Logo Mad Box

“Mad Box se acerca”. Este fue el mensaje que Ian Bell, CEO de Slightly Mad Studios publicaba hace muy poco en su recién abierta cuenta de Twitter para disparar las dudas entre todos sus seguidores. El máximo responsable del estudio que ha traído Project Cars y su secuela a la mayoría de plataformas actuales dejaba un críptico mensaje del que ya se sabe algo más. La compañía está trabajando en una nueva consola, de nombre en clave Mad Box, y quiere llegar a competir con las grandes empresas del sector.

En unas declaraciones cedidas a Variety, Bell ha explicado que este proyecto es una plataforma que llegará aproximadamente en 3 años y que “será una consola, tal y como lo son Xbox o PlayStation. Su intención es competir en la carrera tecnológica, de ahí que haya confirmado la intención de que “tenga soporte para la mayoría de headsets VR importantes y aquellos por llegar, además de que las características sean equivalentes a las de ‘un PC muy rápido de dentro de 2 años’.

A pesar de todo, parece que el proyecto está todavía en una fase muy temprana. Ahora mismo, Slightly Mad Studios está contactando con fabricantes para terminar de determinar el hardware a introducir en la Mad Box, al mismo tiempo que ajustan precios y terminan de enfocar su propuesta videojueguil. Lo que parece estar claro es su intención de dar facilidades tanto al jugador como al desarrollador: ¿Quieres 4K?, ¿quieres VR a 60 FPS?, ¿quieres un completo motor gratis para desarrollar con él? Lo tienes.”

Project Cars Coche en Hierba

Cabe destacar que Slightly Mad Studios ya desarrolló un motor propio para ambas entregas de Project Cars, Madness Engine, con un set de herramientas y simulaciones físicas de lo más interesante, amén de un carácter multiplataforma, que haría las cosas algo más fáciles para el crossplay por el que tanto pelean las grandes actualmente. Por otra parte, el catálogo se plantea como el terreno más complicado. En ese sentido, Bell quiere dar cobijo tanto a nuevos como a antiguos desarrolladores, facilitando su engine propio, así como hacer las cosas fáciles para quienes busquen, o no, la exclusividad en su plataforma: “Creemos que los exclusivos ‘excluyen’, pero, dado que vamos a ofrecer a los desarrolladores un motor válido para todas las plataformas, será su decisión.”

Mad Box quiere ser una consola “mundial”, pensada para fomentar la competencia en un sector que actualmente, y a ojos del estudio, se ha convertido en una especie de microoligopolio. Que consiga triunfar o no es algo que veremos una vez llegue al mercado, pero su meta se antoja demasiado ambiciosa como para llegar a buen puerto con facilidades. Esperamos que llegue y pegue con fuerza para dar otro enfoque a la industria cuando PlayStation 5 y Xbox Scarlett lleguen.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar