Made in Spain: Madrid acuerda impulsar el desarrollo de videojuegos

Made in Spain: Madrid acuerda impulsar el desarrollo de videojuegos

Aquí estamos otra estival jornada con el regreso de nuestra sección Made in Spain, aunque esta vez es un poco diferente a lo acostumbrado. Lo que traemos esta vez no es un desarrollo de videojuego independiente hecho en España, no. En su lugar es una medida que esperamos que siempre las semillas que propicien un futuro en el que veamos más y mejores proyectos de software llevados a cabo por los estudios de la Comunidad de Madrid.

Decimos Madrid porque ha sido su Asamblea la que ha aprobado un Proyecto No de Ley destinado a impulsar la creación y desarrollo de videojuegos dentro de esta comunidad. Una medida con la que se espera que esta provincia sirva de cuna a nuevos éxitos a la altura de varios de los juegos más conocidos y valorados que ahora mismo se pueden disfrutar, por ejemplo, en un móvil. Léelo en esta entrega de Made in Spain



Madrid apuesta por el desarrollo de videojuegos

No viene de nuevas que la industria del videojuego es una de las que más dinero mueven en todo el mundo, haciéndola codearse incluso con el multimillonario mundo del cine. Si las producciones para la gran pantalla nos parecen faraónicas, los desarrollos de juegos AAA no tienen mucho que envidiarles, pero esa clase de proyectos son muy caros de ver en España. Todo viaje tiene un primer paso, y la Comunidad de Madrid ha dado el suyo hacia un futuro lleno de videojuegos y de talentosos diseñadores.

El pasado jueves 7 de julio, presentada por el grupo parlamentario del partido Ciudadanos y aprobada por unanimidad, el pleno de la Asamblea de Madrid reconocía la importancia de la industria del videojuego con la aprobación de una Proposición No de Ley de impulso a esta industria con el fin de alentar el desarrollo y producción de videojuegos en dicha comunidad autónoma. Esta proposición recogerá una serie de medidas en base a las cuales se establecerán las directrices que puedan crear un entorno de producción de videojuegos que sirva como referencia internacional. De hecho, en su punto 4º el texto “insta al Gobierno de España al establecimiento de incentivos fiscales para la creación y producción de la industria del videojuego en España y la captación de proyectos internacionales”, exponiendo que este paso debe plantearse también a nivel nacional para no dejar escapar un tren que ya se ha probado como altamente exitoso.

El acuerdo unánime entre todos los grupos parlamentarios evidencia que el videojuego es ya un motor económico real, y que lejos de su pasada estigmatización como un producto para un nicho muy concreto, los juegos son un producto de consumo cotidiano tan válido como cualquier otra manera de entretenimiento. Vista la habilidad de los estudios españoles, de la que ya nos hemos hecho eco en esta sección en anteriores entregas, e incluso de programadores de escenas concretas como el mundo de la retroprogramación, es más que posible que España sea un diamante en bruto en lo que a desarrolladores y diseñadores se refiere.



Mentes que podrían pie a desarrollos a la altura de los actuales éxitos para móviles, soporte éste que es proclive a proyectos que además de explorar los límites del diseño pueden dar una sustanciosa base de usuarios. El último ejemplo claro es Pokémon GO, toda una fiebre que está dando mucho de qué hablar, por no hablar de otros fenómenos más competitivos como son Hearthstone, un juego de referencia en el campo de los eSports, o Clash of Clans. Planteamientos que no son tan complicados como pueda requerir serlo un desarrollo de alto nivel para consolas y que, sin embargo, con cierta querencia hacia los puzzles, pueden acabar alcanzando un estatus de culto como en el caso de Monument Valley, un claro ejemplo de cómo un diseño minimalista puede aspirar al triunfo.

Incluso grandes licencias como Final Fantasy, Tomb Raider, Fallout o Juego de Tronos se han embarcado en desarrollos paralelos llevados a cabo por estudios de menor tamaño para alcanzar una mayor cota de público en soportes móviles. ¿Podría ser España el hogar de nuevos desarrollos de esta clase en el futuro? Si la salud de nuestro desarrollo de videojuegos es recia y se le brindan las ayudas que se necesitan, por qué no podemos vivir una nueva Edad de Oro.

Con esta noticia despedimos esta entrega de Made in Spain. No olvides que si tienes algún proyecto relacionado con videojuegos del que quieras que hagamos mención en este apartado, no dudes en contactarnos en la dirección usuarios@alfabetajuega.com. Feliz semana.  

Publicaciones relacionadas

Cerrar