Mario nos enseña que nunca hay que rendirse, pase lo que pase

Olvídate de fotos de pingüinos, de gatos o de cualquier otro animal acompañadas de frases motivacionales. Lo que has de hacer cuando notas que las fuerzas flaquean es tomar ejemplo de Mario. Mario jamás se ha rendido cuando las circunstancias han sido desfavorables, y eso que motivos ha tenido. Que no es de recibo atravesarse varias zonas para rescatar a una princesa que siempre está en otro castillo. Esto no viene en el convenio.

Por ello, aunque te muerda una planta carnívora, te ataque un Goomba, te lleves un conchazo, caigas por un hueco, te lluevan martillos, balas, bolas con pinchos y un largo etcétera, haz como Mario y nunca te rindas. Siempre adelante, salvo para saltar obstáculos y plataformas o pararse para esquivar a algún enemigo. Adelante, y con el botón de correr pulsado si hace falta. Es la lección de vida que nos da este cómic de Kotor. Esto debería estar en todas las empresas, ¿no crees? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar