Marvel cambia los poderes de Deadpool en sus nuevos cómics

Gracias al cine y gracias al papel, todos conocemos en mayor o menor medida los poderes de Deadpool. Este antihéroe embudito en mallas rojas y negras es conocido por ser un personaje mutado, cuyos poderes provienen de un tratamiento científico experimental que lo han dotado de un potente poder de regeneración, el mismo que evita que muera automáticamente a consecuencia del cáncer que invade todo su cuerpo. Sin embargo, Marvel ha querido pegarle una patada al timón y redefinir los poderes del superhéroe en su nueva línea de cómics.

Ha sido en el primer número de Black Panther vs. Deadpool, tal y como explican en Comic Book. En este, el mercenario bocazas se cuela en Wakanda para conseguir un fragmento de Vibranium con el que intentar salvar a un amigo; pero Black Panther aparece para impedírselo porque desconfía. El rey cree que va a usarlo con fines perversos y se enfrenta a él en un combate en el que logra cortarle un brazo. Esto, en otras situaciones, daría igual, dado que Deadpool comenzaría a regenerarse; sin embargo, esta vez no sucede. El mercenario ha perdido su poder regenerativo.

¿El motivo? Que ese corte se ha realizado con un láser hecho de «células estelares», un nuevo experimento de T'Challa con unas células pensadas para curar células de forma instantánea. Dado que el tejido de Wade Wilson (Deadpool) es totalmente cancerígeno, estas nuevas células lo interpretan como nocivo y hacen que no se regenere más. Así, el factor curativo del antihéroe ha pasado a ser un «factor de mortalidad», tal y como lo define Black Panther.

¿Qué pasará ahora? De momento, parece algo totalmente en contra del personaje, dado que está repleto de tumores malignos por todo su cuerpo y estas células deberían atacarle. Básicamente, ahora Deadpool debería haber fallecido ipso facto, pero parece que Marvel no está por la labor. Tendremos que esperar a siguietnes números para averiguar qué sucede.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar