Marvel cambia los poderes de Pícara en los cómics

Todo el que conoce un poco el universo Marvel sabe de los poderes de Pícara. La mutante, que lleva años formando parte de los X-Men, es capaz de absorber el poder, los recuerdos e incluso la fuerza de todo aquel al que toque, algo que le ha traído serios problemas a lo largo de toda su vida, como también lo que la ha convertido en un personaje realmente peligroso. No obstante, en el último número de Mr. y Mrs. X las cosas han cambiado mucho para ella, haciéndola más peligrosa todavía. Si tienes pendiente leer esta historia en el quinto cómic de esta saga, te recomendamos que vuelvas por donde has venido, hay spoilers.

Como explican en ComicBook, tras su boda con Gámbito, ambos deciden partir de Luna de Miel y pasarla en el espacio. Sin embargo, esto no libra a la pareja de sacar su lado más heroico cuando reciben una llamada de auxilio para realizar una misión. Deben proteger un huevo que es, en realidad, la hijda del Profesor X y Kitty Pryde, Xandra. Sus potentes poderes psíquicos son solo un rasgo que define a este personaje, y que juega un papel vital para lo que sucede a continuación.

Después de sufrir una emboscada, el equipo se ve rodeado por las fuerzas de Ave de Muerte (Deathbird) y la Guardia Imperial y tanto Pícara como Xandra parecen haber caído muertas. No obstante, todo fue una triquiñuela que consiguieron llevar a cabo al mezclar los poderes de ambas, pero, lo que sucedería después era algo que jamás imaginarían. Tras esta mezcla, Pícara comienza a absorber la apariencia, recuerdos y poderes de todo cuanto la rodea, hasta que Gámbito es capaz de ponerle el collar de control para frenar sus poderes. La unión entre ambas ha dejado serias secuelas, y ahora no necesita tocar a nadie para absorberlo, todo lo que haya cerca irá directamente a su cuerpo y su mente.

Así, Pícara es más peligrosa que nunca en esta nueva saga de cómics. Lo que sucederá con ella más adelante es todo un misterio, pero sus poderes han sufrido un cambio que puede ser demoledor.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar