Marvel: La Gema del Infinito de Thor: Ragnarok podría no estar tan escondida como crees

(Atención: Esta noticia puede contener spoilers de Thor: Ragnarok)

El paradero de la Gema Alma es uno de los misterios que desvelará Thor: Ragnarok, la próxima producción de Marvel Studios en ser estrenada y que buscará seguir la racha que en este 2017 han llevado Guardianes de la Galaxia 2 y Spider-Man: Homecoming, ambas con gran éxito de crítica y público y más de 800 millones de taquilla en su haber en todo el mundo.

Queda poco menos de un mes para que descubramos dónde está y qué forma tiene, y sobre todo quién posee, la última de las Gemas del Infinito. La más especial de todas en los cómics, puesto que la Gema Alma tiene poder sobre la vida y la muerte, alberga en su interior un universo de bolsillo y puede comunicarse (e influenciar) a su poseedor al ser un objeto con conciencia propia, lo que la hace muy peligrosa y requiere de una altísima voluntad para poder manejarla.

Por si fuera poco, la Gema Alma exige como tributo el consumo de, era de esperar, otras almas, por lo que es el instrumento perfecto para que Hela, diosa de la muerte, ponga sus diabólicas manos sobre ella.

Pues bien, en Screen Rant tienen una teoría acerca de la ubicación de esta Gema del Infinito en el Universo Cinematográfico Marvel. El portal cree, de hecho, que la hemos visto ya varias veces. Y es que su hipótesis, en base a los trailers, es que Odín, el padre de todos los dioses de Asgard, obtiene su poder de la Gema Alma y a cambio le ofrece su propia esencia, que debe recargar periódicamente mediante el Sueño de Odín.

Screen Rant apoya su teoría en varios indicios, principalmente en el brillo dorado que caracteriza al poder de Odín y que Hela parece ostentar en el tráiler cuando ya ha restaurado su pleno potencial. El sitio también señala que el poder de la Gema Alma habría impulsado la tecnología asgardiana, permitido a Odín detectar la Gema Realidad en Thor: El Mundo Oscuro, encantar el Mjolnir para que determine quién es digno de sostenerlo (hacer un examen de alma, por así decirlo) y conferido a Heimdall sus habilidades. Motivo por el que, tras la caída de Odín, el centinela queda ciego.

Y es que los avances de la película permiten elaborar al sitio la hipótesis de que al usurpar Loki el trono de Asgard y desterrar a Odín, Hela escaparía de su confinamiento, encontraría al padre de todos en Nueva York y le robaría la Gema (que tiene pinta de ser su parche), posiblemente tras matar al dios. Esto explicaría la escena en la que Hela para en seco el Mjolnir para asombro de Thor en ese escenario que parece un callejón de la Gran Manzana.

Esto, no obstante, no es más que una teoría. Saldremos de toda duda el próximo 27 de octubre con el estreno de Thor: Ragnarok en nuestras salas como preámbulo al asalto final de Thanos por completar el Guantelete del Infinito.

Cerrar