Mass Effect: Los 7 mejores momentos de la saga

Mass Effect: Los 7 mejores momentos de la saga

ATENCIÓN, este artículo contiene SPOILERS de la saga Mass Effect

Ayer fue el N7, el día anual dedicado a conmemorar a la franquicia Mass Effect y desde BioWare aprovecharon para surtir a los fans de nueva información sobre Mass Effect: Andromeda, la nueva y esperada entrega de la saga. Tuvimos un nuevo tráiler, detalles sobre las ediciones que se podrá reservar e incluso una fecha de lanzamiento aproximada: primavera de 2017.

Imaginamos que nuestro hype por Mass Effect: Andromeda es casi tan grande como el vuestro, de modo que hoy hemos querido recopilar los que a nuestro juicio son los mejores momentos de la saga creada por BioWare. Qué mejor modo de celebrar el día posterior al N7 que con los 7 grandes momentos de esta alucinante franquicia que está dispuesta a seguir ganando adeptos en la actual generación.

La elección más difícil

A lo largo de la historia, los videojuegos nos han obligado a tomar decisiones dolorosas, pero pocas lo han sido tanto como la que debíamos tomar en el primer Mass Effect. Debíamos decidir si ir a ayudar a Ashley o a Kaiden sabiendo que ir a por uno significaba la muerte del otro. No es solo doloroso por perder a un personaje en el juego, sino por hacerlo para toda la trilogía.

La decisión de Saren

Durante todo el primer Mass Effect estamos persiguiendo a Saren a través de la galaxia tratando de detenerle. Le consideramos el villano principal pese a que muchas veces es él mismo quien duda de sus actos. Finalmente, cuando consigue deshacerse momentáneamente del control de los Segadores decide acabar con su vida y su sufrimiento, en un momento tan inesperado como espectacular.

El mensaje en la Ciudadela

Entre tanto drama tenemos que dejar lugar a la comedia. Y es que quién no recuerda aquella mítica frase que rezaba “soy el comandante Shepard y esta es mi tienda favorita de la Ciudadela”. La fama de Shepard le precedía y todos los tenderos nos pedían una grabación para promocionarse. ¿Nuestra decisión? Grabar una y otra vez el mensaje para todos y cada uno de los locales. Desternillante.

En la piel de Joker

El buen y chistoso Joker acompañó a Shepard en toda su andadura. Era el encargado de dirigir la Normandía pese a su reducida movilidad. Uno de los grandes momentos de la saga fue poder controlarlo durante una escena en Mass Effect 2 para salvar a la nave y a sus tripulantes del ataque segador. Joker nunca dejó de sorprendernos y este es su gran momento en la franquicia.

Misión Suicida

Todos los increíbles acontecimientos de Mass Effect 2 nos llevan a una ofensiva de los integrantes de la Normandía contra la base de los Segadores. Misión Suicida la llamaron, y con razón. Era imposible que saliera bien, pero lo hizo. Más nos valía tener la lealtad al máximo con cada uno de nuestros componentes y situarles en la tarea adecuada para que no cayeran en combate. Uno de los momentos más épicos de la historia de los videojuegos.

El sacrificio de Mordin

Ver morir a nuestros personajes favoritos siempre es doloroso, pero lo es todavía más cuando esa decisión es para arreglar lo que en su momento se hizo mal. Mordin Solus era uno de los preferidos de los fans y cuando tuvo la oportunidad de curar la Genofagia, el virus creado por los salarianos para que los krogan no se reprodujeran, reparó el daño a costa de su propia vida.

El final

A unos les encantó y a otros les horrorizó. Da igual qué sintieras con él, si confusión, emoción o cualquier otra palabra acabada en “ión”. La única certeza es que era el final de una epopeya espacial maravillosa que nos consumió durante muchas horas de nuestras vidas. Era el final del trayecto del comandante Shepard y su inolvidable grupo de compañeros. Pensábamos que todo había acabado, pero ahora volvemos a estar emocionados por Mass Effect: Andromeda.

Publicaciones relacionadas

Cerrar