Mass Effect: Uno de sus personajes más queridos tiene secretos que no deberían salir a la luz

Aunque parezca imposible la saga Mass Effect está a tan solo unas semanas de cumplir la friolera de diez años. Una década entre nosotros desde que BioWare dio vida a una de las mejores franquicias de ciencia ficción espacial de todos los tiempos. También diez años desde sus comienzos hasta Mass Effect: Andromeda, que llegó este año, fue un fracaso en ventas y crítica y probablemente puso fin a una queridísima serie de juegos.

Si Mass Effect es venerada por los fans de todo el mundo es por sus maravillosos personajes, que nos han permitido vivir aventuras, formar romances y estrechar lazos hasta hacerlos parecer casi de nuestra familia. Tali, Liara, Garrus, Legion, Grunt, Wrex, Ashley y muchísimos más. Todos nos han aportado algo, pero a pesar de no haber venido nunca con nosotros en nuestras misiones hay un al que se le tiene un aprecio especial.

Estamos hablando de Joker (también conocido como Jeff Moreau), el piloto de la Normandía e íntimo amigo de Shepard. Cualquiera que conozca a Joker sabrá que tiene un problema de huesos que le impide caminar con normalidad, de modo que debe estar casi siempre sentado. Otro de sus rasgos más característicos es su sentido del humor. No importa en qué situación nos encontremos, pues siempre encontrará algo gracioso que decir.

De hecho en ocasiones lo lleva demasiado lejos. En el primer Mass Effect apenas podíamos interactuar con Joker, pero en Mass Effect 2 se puso remedio a eso. Teníamos animadas charlas con él, pero también podíamos sencillamente dejarnos caer por la cabina de la Normandía para escuchar sus soliloquios. En ocasiones está con cuestiones técnicas, en otras escucha jazz y en otras… le pillamos haciendo lo que no debería.

En efecto, en algún momento del juego Shepard puede acercarse a la cabina de Joker y escuchar unos gemidos. Será entonces cuando él nos diga “¡vaya, lo siento! Se suponía que eso iría a mi auricular”. No le culparemos de que se aburra estando todo el día sentado a los mandos de la nave. En una conversación más seria en Mass Effect 3, Joker nos contaba que su hermana pequeña Hilary estaba en una colonia a la que habían llegado los Segadores, pero que no tenía más información.

Si Shepard acude en diversas ocasiones al Hospital Huerta Memorial en la Ciudadela se encontrará con una comando asari que le cuenta a un psiquiatra que tuvo que matar a la hermana de Joker, Hilary. Los segadores les habían acorralado y los lloridos de Hilary iban a delatar su posición, de modo que la tuvo que silenciar de la forma más trágica posible. Esperemos que Joker nunca descubriera la realidad esta terrible historia.

Como ves, un universo tan rico y profundo como el de Mass Effect nos ha dejado todo tipo de detalles, secretos y curiosidades a lo largo de estos diez años durante los que nos ha acompañado. Muchos temen que Mass Effect haya llegado a su fin, pero desde aquí queremos creer en que todavía tendrá una nueva oportunidad. Si te ha gustado el artículo te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios.

Publicaciones relacionadas

Cerrar