El mayor salto de PlayStation 5 y Xbox Series X será la CPU, no el SSD, según los desarrolladores de Scorn

Aunque la SSD ofrece beneficios únicos el procesador de la nueva generación es el que marca la diferencia.

Desde el anuncio de las consolas de la nueva generación se ha hecho especial hincapié que el cambio de un disco duro mecánico (HDD) ha uno de estado solido (SSD) sería la clave en muchos aspectos. De hecho, recientemente Tim Sweeney —CEO de Epic Games— aseguraba que el SSD de PlayStation 5 era el mejor de cualquier plataforma. Sin embargo, también hay quien dice que el SSD no siempre lo es todo.

En una entrevista con MS Power User Ljubomir Peklar de Ebb Software, director del próximo título de terror en primera persona Scorn, asegura que las CPU de PS5 y Xbox Series X serán un impulso aún mayor que sus SSD. En palabras de Peklar, «todos están promocionando el SSD como la próxima gran cosa, y sí, los SSD ayudarán mucho con la carga y el movimiento de recursos [assets], pero el culpable de marcar la diferencia en la generación actual es la CPU. De ahí vendrá la mayor diferencia en comparación con la generación actual».

Así, aunque el director de Scorn afirma que el uso de SSD tendrá, por supuesto, una serie de beneficios específicos pero que, dado que las consolas de la generación actual son las que más han sufrido el paso del tiempo por llevar CPUs obsoletas, Peklar está más interesado en las mejoras que ofrece el nuevo procesador en PS5 y Xbox Series X.

Álex Pazos

Comunicador audiovisual centrado en videojuegos. No sé si subo o si bajo, depende. Mi primera consola fue la Mega Drive, que alimentó mi pasión por los videojuegos día tras día. Los detalles son tan importantes como una buena historia. Fortis Fortuna Adiuvat.
Cerrar